Publicado: 16.04.2014 18:12 |Actualizado: 16.04.2014 18:12

El Gobierno se salta ley y devuelve a Marruecos a los inmigrantes llegados a Chafarinas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sin ofrecer ningún tipo de información desde que llegaron al archipiélago español de Chafarinas, el Gobierno ha devuelto a Marruecos a los siete inmigrantes que arribaron la madrugada del lunes al martes a las islas, a 27 millas náuticas de Melilla, en una embarcación de juguete.

Después de constatar con pruebas médicas realizadas en Melilla que cuatro de los siete subsaharianos no eran -con habían afirmado durante su identificación- menores de edad, las autoridades españolas han devuelto al reino alauí a los siete.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma en un comunicado, Marruecos se ha hecho cargo de los siete inmigrantes, los tres que permanecían en el islote y los cuatro que durante la madrugada de ayer fueron trasladados en helicóptero a Melilla para unas pruebas forenses.

Los subsaharianos llegaron a la Isla del Congreso, una de las tres que componen el archipiélago de Chafarinas, en una lancha neumática, provista de un motor de 15 caballos.

No es la primera vez que el Gobierno devuelve a inmigrantes llegados a este archipiélago inhabitado, en el que sólo hay un destacamento militar. En 2012 se expulsó a 73 inmigrantes de estas islas, a unos 30 metros de la costa magrebí, y entregados a Marruecos el 4 septiembre de 2012.

La Delegación del Gobierno defiende que a todos los inmigrantes se les ha aplicado "escrupulosamente" la legislación vigente, incluidas las pruebas de verificación de los cuatro subsaharianos que habían manifestado "falsamente" que eran menores de edad, una estrategia utilizada con el fin de "forzar" su entrada en España.

"Con la devolución a Marruecos de los siete inmigrantes, conforme a lo previsto en la normativa vigente y en el marco de la cooperación con el vecino país, se frenan una vez más los intentos reiterados por las mafias que trafican con seres humanos de abrir nuevas vías de acceso de inmigrantes irregulares a territorio europeo", afirma la Delegación del Gobierno.

El delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, ha insistido en la nota de prensa en la necesidad de replantear la consideración que se otorga "a quienes llegan violentando las fronteras utilizando la fuerza o prestándose a situaciones de chantaje que favorecen el negocio de quienes trafican con seres humanos".

"Es evidente que no podemos permitir la apertura de nuevas vías de acceso de la inmigración irregular", ha afirmado El Barkani.

"Estas islas no pueden convertirse en un puente aéreo de acceso ilegal a España"

Según el delegado, estamos ante situaciones "muy delicadas", en las que se debe actuar "con total responsabilidad", desde España, Marruecos y la Unión Europea.

"Hablamos de territorios muy próximos a la costa de un tercer país, que no pueden convertirse en un puente aéreo de acceso ilegal a Melilla o a la península, al servicio de las mafias que negocian con seres humanos", asegura el delegado.

El Barkani subraya que el drama de la inmigración irregular y de las numerosas consecuencias negativas que comporta es algo muy visible, que los melillenses perciben muy directamente, pero que exige actuar con responsabilidad.

"No es posible admitir, por la vía del chantaje o de la presión, a costa de situaciones claramente provocadas y peligrosas, una entrada indiscriminada de inmigrantes irregulares abiertamente manejados por mafias sin escrúpulos que se lucran con la vida de los mismos inmigrantes", concluye el delegado en la nota.