Público
Público

El Gobierno sirio completa su misión en Latakia y la oposición denuncia crímenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El régimen sirio anunció hoy la retirada del Ejército del barrio de Al Raml, en la ciudad costera de Latakia, pero los activistas opositores denunciaron crímenes atroces en esta zona y en otras que dejaron al menos siete muertos.

Como ya es habitual en Siria desde el inicio de las protestas contra el presidente Bachar al Asad el pasado marzo, las versiones de ambos bandos son divergentes y, debido al estricto bloqueo informativo, es imposible verificar los datos de forma independiente.

El Ministerio sirio del Interior aseguró hoy que las fuerzas de seguridad, respaldadas por una unidad del Ejército, han "completado" su misión y acabado con los "grupos terroristas armados" en Al Raml.

Según el general de brigada Mohamed Hasan Al Ali, citado por al agencia oficial SANA, "el vecindario se está recuperando y los ciudadanos están desarrollando su vida normal, que había sido enturbiada por las acciones de los grupos terroristas".

Mientras, un miembro de los opositores Comités de Coordinación Local, Hozam Ibrahim, dijo a Efe que las fuerzas de seguridad sacaron más de cuarenta cadáveres de edificios de Al Raml pertenecientes a habitantes del barrio que fallecieron en los últimos días por el ataque del Ejército.

Ibrahim denunció que "los cadáveres fueron vestidos con uniformes militares para que el régimen sirio pueda argumentar que los fallecidos eran miembros del Ejército asesinados por grupos terroristas".

El régimen de Al Asad no reconoce que en las protestas participan civiles y acusa de los incidentes y de estar detrás de la revuelta a grupos armados y a una conspiración internacional.

En Latakia, que en los últimos días ha sido bombardeada por tierra y por mar por el Ejército sirio, el presidente del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abdul Rahman, informó a Efe de la muerte de al menos una mujer.

Según el citado Observatorio, también fueron hallados en un hospital gubernamental de esta población los cuerpos sin vida de tres civiles que habrían muerto por disparos y que hasta el momento no han podido ser identificados.

Además de Latakia, la represión continúa en otras partes del país, en especial en la provincia de Homs, donde según los grupos opositores han muerto hoy cinco personas.

Rahman explicó, en conversación telefónica desde Londres, que al menos tres personas fallecieron en la localidad de Der al Baalba, en Homs, por los disparos de agentes de seguridad.

Por su parte, los Comités de Coordinación Local confirmaron estas tres víctimas e identificaron a dos más, una de ellas debido a los disparos efectuados por francotiradores.

Al parecer, esta provincia ha sido escenario durante todo el día de acciones de las fuerzas del orden con el objetivo neutralizar a la oposición, que ha salido a la calle para mostrar su oposición al régimen del presidente sirio y a sus brutales métodos de represión.

De acuerdo con el relato de la oposición, también una persona falleció a primera hora de la mañana por disparos de las fuerzas de seguridad cuando estaba asomado a la terraza de su vivienda, ubicada en la aldea de Abdita, en la zona de Yabal al Zawiya, en la provincia de Idleb.

En esta provincia, en la localidad de Marean, la deserción de quince soldados, que se escondieron en las montañas cercanas, desencadenó violentos choques con las fuerzas de seguridad.

La persistente situación de violencia ha llevado a la ONU a anunciar hoy que retira temporalmente de Siria a una parte de "su personal no esencial y sus familiares por razones de seguridad".