Público
Público

El Gobierno tendrá en cuenta la sentencia de Estrasburgo en la nueva Ley de Libertad Religiosa

El fallo dictamina que los crucifijos constituyen una "violación del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno tendrá en cuenta en la redacción de la Ley de Libertad Religiosa la sentencia que ha dictado el Tribunal de Estrasburgo en relación con la colocación de crucifijos y símbolos religiosos en las aulas de los colegios públicos. Según fuentes del Ejecutivo, se prevé que el texto del anteproyecto de Ley esté listo para pasar el primer trámite del Consejo de Ministros a primeros de 2010.

La Corte de Derechos Humanos de Estrasburgo dictó ayer una sentencia, la primera de este tribunal sobre la presencia de símbolos religiosos en los colegios, en la que considera que la presencia de crucifijos en las aulas de las escuelas italianas constituyen una 'violación del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones' y añade, además, que se trata de 'una violación de la libertad religiosa de los alumnos'.

La sentencia fue dictada por unanimidad de los siete jueces que componen la sala del tribunal y da la razón a una ciudadana italiana Soile Lautsi, que recurrió a varias instancias jurídicas italianas y más tarde a Estrasburgo, tras pedir sin éxito al instituto público Vittorino da Feltre, en Abano Terme (Padua), que retirara los crucifijos de sus aulas.

El Gobierno español lleva meses preparando una nueva Ley sobre Libertad Religiosa y la utilización de símbolos religiosos en las aulas es una de las cuestiones que se tenía previsto abordar en la misma.

Las fuentes consultadas aseguraron que los artículos relativos a este asunto se encuentran en estudio, pero matizaron que en su redacción se tendrán en cuenta las sentencias que hay al respecto del Tribunal Constitucional español y muy especialmente la reciente sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

El texto de la nueva Ley de Libertad Religiosa aún no está concluido

Precisamente y con anterioridad a la sentencia del Tribunal europeo, se habían producido ya varios fallos en España en los que se apuntaba a la necesidad de que no hubiera presencia de símbolos religiosos en las aulas atendiendo a la nueva realidad social y cultural de España.

El texto de la nueva Ley de Libertad Religiosa aún no está concluido, aunque el Ejecutivo prevé que pueda estudiarse en Consejo de Ministros hacia primeros de 2010. Después será remitido a varios departamentos ministeriales y a los órganos consultivos, el Consejo de Estado, la Comisión Asesora de Libertad Religiosa y previsiblemente el Consejo General del Poder Judicial.

Una vez que estos órganos emitan sus recomendaciones, el Ejecutivo las estudiará y adoptará las incorporaciones que considere oportunas, tras la cual y después de una nueva lectura en el Consejo de Ministros, se remitirá a las Cortes para su tramitación. Algo que podría suceder en el primer semestre de 2010, si no se producen retrasos, según las fuentes consultadas.