Público
Público

El Gobierno tendrá listo un nuevo reglamento de extranjería antes de un año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno está trabajando ya en un nuevo reglamento de la ley de extranjería, cuya nueva reforma se aprobará hoy en el Congreso de los Diputados, y su intención es redactarlo antes de un año y consensuándolo con los agentes sociales.

Así lo ha anunciado hoy a la prensa la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, tras el debate de la ley de extranjería en el Pleno de la Cámara Baja, al que no ha acudido el titular de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, por hallarse en una reunión en Bruselas.

El Gobierno ya ha empezado a hacer este "importante" trabajo de modificación del actual reglamento, que se aprobó en diciembre de 2004 y que permitió la regularización de alrededor de 700.000 inmigrantes.

La secretaria de Estado ha recordado que el tema del reglamento fue el primer acuerdo de diálogo social que alcanzó el Gobierno socialista en su anterior legislatura, y ha añadido su deseo de que ello vuelva a producirse en esta ocasión.

La reforma del reglamento se hará de forma "inmediata" y antes de un año.

Por otro lado, Rumí ha acusado al PP de usar pretextos para no querer apoyar hoy la ley de extranjería en el Congreso, porque -según ella- cuando el PP critica que el texto no prohíbe las regularizaciones masivas, las únicas leyes que así lo recogen expresamente son las elaboradas por esa formación.

Tras lamentar que no se haya aprovechado la ocasión para alcanzar un Pacto de Estado sobre inmigración, Rumí ha indicado que la futura ley de extranjería refuerza la eficacia en la lucha contra la inmigración ilegal, apuesta por el orden, el control y la legalidad, y promueve la colaboración del Gobierno con las CCAA y ayuntamientos, respetando sus competencias.

Sobre la posibilidad de que las ONG y entidades privadas puedan asumir la tutela de los menores extranjeros no acompañados que llegan a España, la secretaria de Estado ha señalado que ello ya ocurre en el caso de los menores españoles.