Público
Público

El Gobierno Vasco coordinará con el Ministerio y la patronal el refuerzo de seguridad en el TAV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero vasco de Interior, Javier Balza, ha explicado hoy que va a coordinarse con los Ministerios de Interior y de Fomento, y con la patronal Confebask, para acordar las medidas de refuerzo de la seguridad de los implicados en las obras del tren de alta velocidad (TAV) en el País Vasco.

Balza ha realizado estas declaraciones tras tomar parte en la concentración de repulsa por el asesinato de Ignacio Uría, que se ha celebrado ante la sede del Gobierno Vasco en Vitoria.

Tras mostrar su "más absoluta condena a ese asesinato", Balza no ha querido dar detalles sobre la investigación, aunque sí ha confirmado que el arma y la munición utilizada no son las mismas que la que los terroristas usaron en el atentado contra el ex concejal socialista Isaías Carrasco.

El consejero ha recordando que su Departamento, en coordinación con el Gobierno central, lleva mucho tiempo trabajando para garantizar la seguridad de las obras del tren de alta velocidad y de las empresas que trabajan en esta infraestructura, objeto de las amenazas de ETA.

No obstante, ha señalado que el asesinato del empresario Uría es un "salto cualitativo", por lo que ha subrayado que "tenemos que llegar hasta el último eslabón que sea necesario en materia de seguridad, porque esta obra se va a construir".

Para ello, ha confirmado que se van a reforzar las medidas de seguridad de los empresarios relacionados con estas obras, con los que se va a entrar en contacto a través de las asociaciones empresariales guipuzcoana y vasca, Adegi y Confebask.

Este trabajo se va a llevar a cabo "de forma totalmente coordinada y con la máxima discreción para que las iniciativas sean eficaces" entre los Departamentos vascos de Interior y Transportes y los Ministerios de Interior y Fomento.

Balza ha asegurado que ya se ha puesto en contacto con todas las partes anteriormente citadas y ha agregado que se ha asumido unánimemente ese planteamiento.

No ha querido confirmar si al empresario asesinado se le había ofrecido o no escolta, aunque ha dejado claro que hasta el momento todos los agentes implicados en estas obras que "han necesitado protección la han tenido", y ha subrayado que "seguiremos atendiendo todos los requerimientos de seguridad".

"Nos vamos a dejar la piel, porque esta obra va a salir adelante y el País Vasco va a contar con esta infraestructura, que no van a conseguir parar unos terroristas", ha insistido.