Público
Público

El Gobierno ve en la sentencia un avance para normalizar el País Vasco y aislar a los violentos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno está satisfecho con la decisión del Tribunal Supremo de ilegalizar y disolver ANV, al considerar que se da "un paso adelante en el proceso normalizador de la vida política y ciudadana en el País Vasco" y suponer un avance para aislar a los violentos y a quienes les apoyan.

Según apuntaron a Efe fuentes del Ejecutivo, el fallo del Supremo "traduce el rechazo social a quienes se han situado al otro lado de la democracia".

El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero está satisfecho además porque el Supremo le ha dado la razón en la defensa de las reglas del juego democrático.

El Gobierno, han subrayado las mismas fuentes, siempre ha trabajado para colocar fuera del sistema a aquellos que se sitúan al margen de la Constitución.

La Sala del 61 del Tribunal Supremo ha acordado ilegalizar ANV por unanimidad, al estimar las demandas interpuestas contra esta formación por el Gobierno y por la Fiscalía.