Público
Público

El Gobierno vende una caída del PIB en 2012 más suave, en plena calma de los mercados

Economía vende que la economía española mejora y que la caída del PIB fue menor de lo previsto, un 1,3% frente al 1,5% estimado inicialmente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los responsables del Ministerio de Economía venden ante los inversores extranjeros las mejores perspectivas para España. El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, en su intervención en la inauguración del foro Spain investors day, en el que el Gobierno expone ante más de doscientos inversores extranjeros el potencial de España como destino inversor,ha subrayado que 'la buena noticia es que la economía española está gradualmente superando la actual crisis y corrigiendo los desequilibrios acumulados', ha dicho García Legaz en un discurso pronunciado íntegramente en inglés, y en el que ha recalcado que 'no hay duda de que el año que viene la economía española volverá a crecer'.

Legaz ha señalado que el PIB español podría haber caído un 1,3% en 2012, dos décimas menos de lo previsto, y se ha mostrado convencido de que este año y el próximo España puede dar 'sorpresas positivas'. El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ya adelantó el pasado diciembre que la caída de la economía española en 2012 sería del 1,3% o del 1,4%, una leve mejoría respecto a las estimaciones iniciales.

El responsable de Comercio, no obstante, ha admitido que todavía se está lejos de poder dar verdaderas buenas noticias en empleo. A este respecto,  ha asegurado que las altas tasas de paro junto a un mercado flexible supone 'una muy buena oportunidad para crear empleo', como ya ocurriese en los años noventa, cuando se crearon 'millones de puestos de trabajo'.

En cuanto al cumplimiento del objetivo de déficit público para 2012, situado en el 6,3 %, ha recalcado que es 'pronto' para saberlo, pero sí ha garantizado que en todo caso habrá una 'dramática reducción' respecto al registrado un año antes, que llegó al 8,9 % del PIB. Ha recordado que diciembre es un mes 'intenso' en cuanto a ingresos y gastos públicos y ha recalcado que 'lo importante' es que el Gobierno es capaz de acometer una 'amplia' reducción del gasto público.

El secretario de Estado realizaba estas declaraciones al tiempo que el Tesoro remataba la segunda subasta de deuda del año, que nuevamente se ha resuelto de modo satisfactorio. El Tesoro está aprovechando la aparente calma con la que ha iniciado el año el mercado de deuda para captar más financiación de la prevista, a la vez que vende a los inversores extranjeros una mejoría de la economía española, que en 2012 habría caída ligeramente menos de lo estimado incialmente.

Este martes, el Tesoro ha captado 5.760 millones de euros en  5.760 millones en letras a 12 y 18 meses a tipos mucho más bajos que en las anteriores subastas de deuda similares. El objetivo era captar hasta un máximo de 45.500 millones, pero a la vista de la contención de los tipos de interés, ha colocado algo más de deuda. La semana pasada, en la primera subastadel año, hizo algo similar, al colocar 5.800 millones en bonos, sobre un un objetivo de 5.000 millones.

En concreto, este martes el organismo gestor de la deuda española (vinculado al Ministerio de Economía) ha emitido 3.250 millones en letras a 12 meses, con una demanda que ha superado en 2,2 veces lo colocado por el Tesoro (2,5 veces en la anterior ocasión), y  una rentabilidad marginal del 1,520% comparado con el 2,650% del pasado 11 de diciembre. Además, ha colocado 2.510 millones en letras a 18 meses, con unas peticiones que han superado en 2,7 veces lo emitido (2,7 veces en diciembre), y con un tipo de interés marginal del 1,790% comparado con el 2,888%, también del pasado 11 de diciembre.

La subasta se ha realizado con la prima de riesgo por encima de los 350 puntos. Pero después, el  diferencial de la deuda española con la alemana (el indicador que mide la confianza del mercado en la solvencia de un país) se ha estabilizdo por debajo de ese nivel.