Público
Público

El Gobierno vuelve a blindarse contra las protestas de la PAH

Un centenar de activistas y afectados por las hipotecas protesta frente al Congreso durante la aprobación del decreto de reforma de la ley hipotecaria, elaborado por el PP y sin ninguna medida planteada en la ILP de la PAH  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El Gobierno nos ha dado la espalda, por eso ahora se la damos nosotros', decía a través de un megáfono una afectada por la hipoteca sólo unos minutos después de conocer que el Congreso de los Diputados había tumbado la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) impulsada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

El centenar de personas que estaba congregado en las inmediaciones de la Cámara Baja se ha vuelto y ha guardado un minuto de silencio en señal de protesta ante la actitud del PP, que sólo con el apoyo de sus diputados -cuenta con mayoría absoluta- ha aprobado su propia reforma de la ley hipotecaria, sin incluir ninguno de los tres puntos iniciales con los que se fraguó la ILP: la dación en pago retroactiva, la formación de parque público de viviendas destinadas a alquiler social con pisos de los bancos nacionalizados y la paralización de todos los desahucios.

'Partido popular mentiroso y criminal' o 'Nos quitan la ILP pero tenemos un plan B' eran los gritos que ponían final a ese minuto de duelo. La PAH no ha logrado que se respete íntegramente el programa en el que ha estado más de dos años trabajando, pero no va a tirar la toalla. A pesar de la criminalización de sus protestas y de sus afectados, este viernes, a las 19.00 horas, ha convocado otro de sus polémicos escraches a otro diputado del PP. El lugar de encuentro será el metro de Argüelles.

La PAH había convocado esta concentración para expresar su descontento con un Gobierno que 'ignora el clamor popular' para solucionar un drama que deja en la calle y con una deuda de por vida a cientos de familias. Como vienen haciendo durante el último mes, han trasladado al entorno de los diputados la realidad de los que sufren las ejecuciones hipotecarias, pero la respuesta del Gobierno ha sido un amplio dispositivo policial que ha impedido a los manifestantes colocarse en frente al Congreso.

'No se hará ni más ni menos que lo que se hace en todas las concentraciones no comunicadas', había dicho la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes , sobre esta concentración: 'Se aplicará la ley para mantener el orden'. El acceso por la calle Carrera de San Jerónimo y el de la Plaza de Neptuno se encontraban vallados y con una gran presencia de agentes ya una hora antes de que la concentración comenzara. Un furgón policial aguardaba a la vuelta de cada esquina de las calle aledañas. En total, el dispositivo de seguridad ha contado con más de una veintena de furgones policiales, aunque en ningún momento se han registrado incidentes.

Ningún diputado se ha acercado hasta la concentración a excepción del coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, y el diputado de la misma formación, Alberto Garzón, que estuvieron presentes en primera línea hablando con varios afectados. 'El PP ha ignorado un millón y medio de firmas, ha esquivado los trámites parlamentarios y sigue legislando para una minoría de la población y para los bancos' ha dicho a Público Garzón en relación a la votación del decreto ley que hoy se aprobaba.

'El Gobierno tiene que darse cuenta de que hemos pagado hasta donde hemos podido'

Un decreto que 'como bien ha dicho la PAH, no llega al fondo del problema', que según el diputado de IU se divide dos factores fundamentales: 'la dificultad para el acceso a la vivienda en un país con 3,4 millones de viviendas vacías y cientos de desahucios cada día' y, por otra parte, 'un sobreendeudamiento de las familias derivado de la adquisición de un bien tan esencial como la vivienda', ha explicado y ha añadido que 'hay un conflicto abierto entre la ciudadanía y los bancos'

Después de una hora de gritos como 'vuestra crisis no la pagamos', 'no toleramos ni un desahucio más' o 'la ILP no se negocia', ha comenzado una asamblea de afectados, que se ha instalado junto a las vallas que les impedían acercarse al Congreso. Como ya viene siendo habitual en sus asambleas públicas, han explicado cuáles son las posibilidades de cualquier persona que no pueda hacer frente a su hipoteca, desde que llega la primera carta del banco tras el primer impago, hasta que se le concede la dación en pago.

'Hay un conflicto abierto entre la ciudadanía y los bancos' , dice Alberto Garzón

 'Estaremos aquí hasta que nos den una solución. El Gobierno tiene que darse cuenta de que hemos pagado hasta donde hemos podido', explicada a público Victoria Ribero, que tendrá que abandonar su casa el próximo 6 de mayo. Desde el lunes lleva acampada en la puerta de un BBVA de la madrileña localidad de Pinto, que permanece cerrada. 'Me cierran la puerta y no me atienden. Ni a mí ni a nadie, porque mientras yo estoy ahí, no se atiende a ningún cliente', dice.

En su caso, el banco le exige 112.000 euros, su vivienda y también la de su avalista. 'Ellos se llevan dos casas y yo me quedo en la calle, con mi hijo de 17 años y con una deuda eterna', se lamenta. Está intentando negocias la dación en pago y el alquiler social, pero asegura que su lucha es desesperante. 'Ahora he venido para protestar, pero volveré en cuanto termine la manifestación, porque no podemos tener una deuda perpetua. Están jugando con la vida de la gente', asegura.

Chema Ruíz, miembro de la PAH, ha explicado a Público que la decisión de retirar la ILP como protesta ante lo que consideran una 'burla' a la ILP. 'Han dejado la ILP en un cajón y han aprobado el decreto de Guindos con alguna ampliación', ha argumentado. 'El PP ha usado la ILP para justificar que estaba escuchando a la ciudadanía, pero en realidad no le han hecho ningún caso. No tiene nada que ver lo que se planteaba en la ILP con lo que hoy se ha aprobado', ha dicho.

En calma y, como ha recordado una afectada, los manifestantes se han ido retirando 'en grupos' para evitar identificaciones, pero su lucha no va a detenerse. 'Seguiremos parando desahucios y acudiendo a los juzgados. Seguiremos haciendo escraches. No podemos consentir que deje de hablarse de este drama', ha comentado a Público Manuel San Pastor, abogado de la Plataforma.