Público
Público

El Gobierno y las comunidades refuerzan la lucha contra incendios ante una campaña "complicada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno y las comunidades autónomas han acordado hoy reforzar la lucha contra los incendios forestales con medidas adicionales a las ya existentes ante una campaña "complicada", que se ha cobrado ya la vida de once personas, la mayoría integrantes de los equipos de extinción.

Así lo ha asegurado hoy la directora general del Medio Rural, Alicia Villauriz, en rueda de prensa tras la Conferencia Sectorial, presidida por la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, en la que el Gobierno y los representantes autonómicos han acordado el reparto de casi 40 millones de euros para la protección y mejora del medio natural.

En la reunión, Espinosa ha propuesto a las comunidades celebrar una Conferencia Sectorial extraordinaria sobre incendios después del verano, en la que se hará balance del año y se plantearán "las medidas más oportunas, adicionales a las ya puestas en marcha".

Como parte de esas medidas, la ministra ha adelantado "una reconducción" del Plan "45 millones de árboles" para atender con carácter prioritario aquellas superficies forestales que se hayan visto más dañadas por el fuego, ha explicado Villauriz.

"Reforzamos así, una vez más, la coordinación, que, ante una situación complicada, está siendo extraordinariamente efectiva y positiva en la lucha contra los incendios forestales".

Según los datos oficiales, hasta el 19 de julio, la superficie arrasada en los incendios registrados en lo que va de año se aproxima o es "un poco inferior" a la media de los últimos diez años, si bien Villauriz ha reconocido que respecto al año pasado "los resultados son bastante peores".

La directora general ha explicado que la última semana "se ha producido un número importante" de grandes incendios -aquellos que queman más de 500 hectáreas- y que "simultáneamente" se ha registrado "un gran número de focos", causados en gran parte por las condiciones climatológicas adversas.

Villauriz ha destacado el "clima de total coordinación" de la Conferecia Sectorial, en la que se ha puesto sobre la mesa "la extraordinaria colaboración" de todos los medios disponibles y entre las administraciones, tanto el Gobierno como de las CCAA, "primeras responsables de las competencias sobre incendios".

La ministra está en "permanente" contacto con los presidentes de las comunidades en las que se declaran incendios, "particularmente en aquellos que son más relevantes".

También la directora general de Protección Civil, Pilar Gallego, ha destacado la "magnífica cooperación y colaboración" entre el Ejecutivo central y las autonomías, así como la "fluidez" de la comunicación, "fundamental para tomar decisiones rápidas y efectivas".

Gallego ha incidido en que los efectos de los incendios forestales registrados este año han sido "muy lamentables" en cuanto a pérdida de vidas humanas y ha destacado el esfuerzo que están haciendo "todas las personas que están sobre el terreno" para ayudar a extinguir los fuegos.

Ha asegurado que es pronto para que los peritos determinen exactamente las causas del incendio declarado en Arenas de San Pedro (Ávila), que se ha cobrado ya dos víctimas mortales, aunque todos los indicios apuntan a que pudo ser provocado.

El Ministerio del Interior ha incrementado el número de efectivos de la Guardia Civil destinados a la prevención y la investigación de las causas de los incendios, ya que aunque la climatología es adversa, según Gallego, "no cabe duda de que algunos de ellos han sido provocados".

En el incendio declarado en la comarca cacereña de La Hurdes, se han reducido los medios porque ya está controlado, pero siguen actuando efectivos del Ministerio de Medio Ambiente y dos secciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para prevenir cualquier brote.

Gallego ha explicado que los peritos están investigando tanto de las causas que provocaron los incendios como los fallecimientos, algunos producidos por accidente y otros por otros motivos, pero ha rehusado pronunciarse "hasta que las causas no estén claramente esclarecidas".