Público
Público

El Gobierno y la oposición de Zimbabue no logran un acuerdo para poner fin a la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno y la oposición de Zimbabue no han logrado aun llegar a un acuerdo para sacar al país de la crisis en que está inmerso, confirmó hoy George Sibotshiwe, portavoz del principal líder opositor, Morgan Tsvangirai.

"No hay ningún acuerdo todavía", entre el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), que encabeza Tsvangirai, y la gubernamental Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), del presidente zimbabuense, Robert Mugabe, dijo Sibotshiwe.

El portavoz de Tsvangirai hizo su declaración a la salida de una reunión que éste mantuvo con los presidentes de la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC), que celebra este fin de semana su 26 Cumbre anual en Johannesburgo.

Al entrar en esa reunión Tsvangirai afirmó que las conversaciones entre su partido y el de Mugabe "van muy bien", aunque declinó responder a la pregunta de si habría un acuerdo antes del final de la Cumbre.

El presidente de Sudáfrica y nuevo titular de turno de la SADC, Thabo Mbeki, destacó ayer, sábado, en su discurso inaugural de la Cumbre que las negociaciones entre la ZANU-PF y el MDC para formar un gobierno de unidad en Zimbabue concluirían con un acuerdo entre las partes "muy pronto".

Por su parte, fuentes del organismo de Seguridad y Defensa de la SADC afirmaron que ese acuerdo podría lograrse antes de que terminara la reunión de la organización regional.

Tsvangirai reiteró, también ayer, que está dispuesto a integrarse como Primer Ministro con poderes ejecutivos en un gobierno en el que Mugabe conserve la Presidencia y el control de las Fuerzas Armadas, pero que no entrará en ningún acuerdo que no le otorgue el poder necesario para gobernar a Zimbabue de manera eficaz.

"Es mejor no tener ningún acuerdo que tener un acuerdo malo", dijo Tsvangirai en una entrevista otorgada al periódico estadounidense "The New York Times".

Las conversaciones entre la ZANU-PF y el MDC comenzaron el 21 de julio pasado, después que las partes firmaran un Memorándum de Entendimiento para negociar la formación de un eventual gobierno de unidad.

Zimbabue sufre una crisis política y económica desde principios de siglo, cuando Mugabe ordenó una reforma agraria y expropió sin compensación económica las granjas pertenecientes a los zimbabuenses blancos en represalia por el apoyo que éstos dieron al recién formado MDC en los comicios legislativos de 2000.

La crisis se agudizó tras las elecciones generales celebradas el 29 de marzo pasado, que dieron el triunfo en el Parlamento al MDC, que es ahora mayoritario en la Asamblea Nacional.

Tsvangirai derrotó a Mugabe en las elecciones presidenciales celebradas el mismo día que las legislativas, pero al no obtener una mayoría directa de más del 50 por ciento de los votos, tuvo que aceptar una segunda vuelta.

La segunda ronda se celebró el 27 de junio, pero Tsvangirai se retiró una semana antes debido a los ataques contra sus seguidores por parte de milicias leales a Mugabe, quien obtuvo en esa ocasión más del 80 por ciento de los votos.