Público
Público

Goirigolzarri: "Yo miro al futuro, no estoy aquí para depurar responsabilidades"

El nuevo presidente de Bankia defiende la gestión de Rato y transmite un mensaje de tranquilidad: "Enfrentamos el futuro con solidez"

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

'Nuestro plan de saneamiento es cuidado, riguroso y profesional, y eso nos permite enfrentarnos al futuro con solidez'. El nuevo presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, presentó este sábado el nuevo plan de recapitalización de la entidad tras pedir poco menos que barra libre al Estado —19.000 millones de euros adicionales a los 4.500 que ya puso a través del FROB— y reconocer unas pérdidas de 2.979 millones en 2011.

Goirigolzarri puso especial empeño en transmitir un mensaje de tranquilidad y confianza, pero obvió cualquier asomo de crítica o reproche hacia los anteriores gestores e incluso justificó su acción. Para Goirigolzarri la situación a la que ha llegado el cuarto grupo bancario de España es consecuencia directa de la crisis y del 'nuevo entorno regulatorio' que se deriva de las sucesivas reformas que se han producido en el sector financiero. 

'¿Habrá una investigación o una denuncia ante la Justicia?', le preguntaron a Goirigolzarri. 'Mi predecesor [Rodrigo Rato]  tuvo una gestión en una situación muy convulsa. Mi obligación como presidente de Bankia es mirar hacia el futuro. No he venido a depurar responsabilidades', respondió el ejecutivo zanjando la cuestión. Goirigolzarri agradeció su colaboración al antiguo equipo gestor y enfatizó en más de una ocasión que 'no ha aparecido nada' irregular que justifique esta brecha, más allá del propio 'deterioro del valor de los activos por la evolución económica y los cambios regulatorios'.

El presidente de Bankia desglosó a qué se van a destinar los 19.000 milones que necesita la entidad. Quiso dejar claro que esa inyección de dinero público 'no es una ayuda, es capital y es responsabilidad de los gestores sacarle valor a ese capital. No es a fondo perdido'. Esos 19.000 millones llegarán en junio. 

Goirigolzarri descartó que vaya a haber más inyecciones de capital. 'Tenemos una franquicia sólida que, junto a la base de clientes, nos permite estar optimistas y tener confianza en desarrollar una franquicia solvente, eficiente y rentable', aseveró.

Goirigolzarri desglosó por partidas esos 19.000 millones en los que Bankia ha cifrado sus necesidades de capital. Su objetivo confeso es lograr un core capital, o capital principal, del 9,5%: Bankia busca la solvencia. Esa solvencia, ese core capital, permitirá a Bankia hacer frente a 'cuantos vencimientos tiene el grupo hasta diciembre de 2014', según Goirigolzarri. 

De los 19.000 millones de capital que requiere Bankia, 15.600 se destinarán a la cartera crediticia inmobiliaria.

Otros 1.600 millones irán a las carteras participadas y Goirigolzarri los justificó así: 'Habrá un proceso de desinversión. Como saben Bankia tiene un fuerte paquete de empresas participadas y hemos tenido que ponerlas a precios de mercado dada la actual coyuntura económica'. Tras el plan de saneamiento y de capitalización vendrá la elaboración de un plan estratégico para la entidad, en el que se recogerá la venta de participadas.

'Tenemos una franquicia sólida que, junto a la base de clientes, nos permite estar optimistas y tener confianza'

Finalmente, 2.700 millones irán al saneamiento de los activos fiscales.

Goirigolzarri también se refirió al recién estrenado —y reducido— consejo de administración de Bankia que se estrenó ayer viernes con una reunión clave en la que se se aprobó el plan de saneamiento y recapitalización del banco y de su matriz, BFA, que estarán tutelados por el Estado

Goirigolzarri ha apostado con un consejo más profesionalizado tras la dimisión de los dieciséis consejeros que procedían de las cajas de ahorros que dieron origen a la entidad, la mayor parte políticos y empresarios procedentes de Caja Madrid y Bancaja.

Solo se ha mantenido, además de Goirigolzarri, el consejero delegado, Francisco Verdú, fichado por Rodrigo Rato el año pasado.

Bankia celebrará la junta general de accionistas en primera convocatoria en Valencia el próximo 29 de junio y en ella el consejo pedirá a sus socios el permiso para emitir hasta 60.000 millones de euros en deuda o valores convertibles en acciones y ampliar capital en un 50%.

De acuerdo con la convocatoria remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el consejo pedirá a la junat de accionistas la delegación para emitir deuda simple (obligaciones, bonos, cédulas y pagarés), warrants y participaciones preferentes, no convertibles hasta un 'límite máximo de 40.000 millones de euros', así como pagarés por valor de 15.000 millones en un plazo de 5 años.

Además, el consejo ha acordado demandar a la junta que les delegue el permiso para emitir 'valores convertibles y/o canjeables en acciones de la sociedad, así como warrants u otros valores análogos que puedan dar derecho' a comprar acciones de Bankia por valor de 5.000 millones de euros.

Otros puntos del orden del día de la junta, que podría celebrarse en segunda convocatoria el 30 de junio, consiste en 'someter a votación consultiva el Informe sobre el Plan de Reestructuración, Viabilidad y Mejora de Gobierno Corporativo', así como 'el Informe sobre la política de retribuciones del consejo'.

También se someterán a la junta las cuentas de 2011, ejercicio en el que Bankia perdió 2.979 millones de euros, de acuerdo con los nuevos datos ofrecidos hoy por la entidad, y la ratificación del consejo de administración nombrado en esta jornada por la compañía.