Publicado: 28.11.2013 10:02 |Actualizado: 28.11.2013 10:02

Goirigolzarri sigue sin aclarar si Bankia devolverá íntegras las ayudas públicas que ha recibido

De Guindos elogia con entusiasmo al presidente de la entidad nacionalizada al afirmar que es "parte de la solución de la economía española"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hay una pregunta que se hacen muchos ciudadanos: ¿Va a devolver Bankia los los 24.000 millones de dinero público que ha recibido? Respecto a esas ayuda, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri dijo este miércoles en un desayuno informativo: "Es una superficialidad decir a priori si la totalidad de las ayudas públicas [que ha recibido la entidad que él preside] se van a devolver". ¿Es un sí o no? Pues seguramente ni el propio Goirigolzarri lo sepa.

Para el presidente de Bankia devolver o no esas ayudas públicas en su totalidad depende de varios factores. En un desayuno organizado por Foro de la Nueva Economía en Madrid, Goirigolzarri explicó que la devolución de las ayudas dependerá de la gestión del equipo directivo que dirige y de su capacidad de generar rentabilidad, del "sentimiento" del mercado y del plazo del proceso de privatización.

Goirigolzarri dice que su objetivo es que "Bankia valga más", lo que permitirá así tanto la devolución de ayudas al contribuyente como la rentabilidad de la inversión de los accionistas. Pero no dice claramente —no lo ha dicho nunca— que ese dinero de los contribuyentes se vaya a devolver, al menos todo; dice que es su intención devolverlo, pero en seguida llegan los matices.

"No es lo mismo privatizar a corto que a medio o largo plazo", subrayó, para después referirse al inicio de privatización de Lloyds, que se nacionalizó en 2008. Además, el presidente de Bankia ha confiado en la decisión del Gobierno de cuándo iniciar la privatización parcial o total.

Pero de una cosa sí que está seguro Goirigolzarri: descartó que la entidad necesite más ayudas públicas y apuesta por aumentar, el próximo año, el volumen de crédito concedido, como un medio indispensable para aumentar los ingresos y convertirse así en una entidad rentable. La mejora de la rentabilidad y el cumplimiento de los objetivos de generación de capital, añadió el ejecutivo bancario, es la forma de crear valor, "de que Bankia valga más", lo que permitirá así tanto la devolución de ayudas al contribuyente como la rentabilidad de la inversión de los accionistas. Eso si se devuelven en su totalidad.

Bankia es ahora un proyecto estabilizado, reiteró, que no necesitará más ayudas públicas, una realidad que hace un año no todos creían.

En el desayuno también estaba presente el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien elogió este jueves casi sin medida a Bankia y a Goirigolarri. El ministro de Economía aseguró que la entidad nacionalizada, en la que hubo que inyectar 24.000 millones de euros de dinero público es "parte de la solución de la economía española".

Añadió Guindos que a día de hoy Bankia es una entidad "solvente", que ha llevado a cabo un proceso de reestructuración, que goza de liquidez y que va camino de ser rentable.

Guindos tampoco escatimó elogios al presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolarri. Según Guindos, Goirigolzarri representa todos los principios de profesionalidad, bienhacer, austeridad, transparencia y prudencia, principios que "por desgracia" se perdieron en algunas ocasiones, lo que en su opinión tuvo que ver "bastante con una parte sustancial de la crisis financiera de España". "Goirigolzarri representa la vuelta a los principios que nunca deberíamos haber dejado", añadió el ministro.

El ministro afirmó que Goirigolzarri se hizo cargo de Bankia en un momento "muy difícil" en el que la entidad "era parte del problema de la economía española". "Bankia hoy es parte de la solución de la economía española".

Según el titular de Economía, en estos 18 meses en los que Goirigolzarri lleva al frente de Bankia se ha aprendido que la transparencia "ha sido mucho más importante que el capital o las provisiones". Desde su punto de vista, el verdadero déficit que tenía el sistema financiero español era un déficit de transparencia. "La situación financiera era mucho peor que la realidad, lo que afectó a Bankia", apostilló el titular de economía.

Finalmente, Guindos insistió en que a día de hoy Bankia es una entidad solvente, que ha vivido un proceso de reestructuración, que tiene liquidez y que está en camino de ser rentable. "Creo que en estos momentos Bankia tiene la transparencia que es indispensable para el conjunto de la economía española", ha concluido.