Publicado: 17.11.2013 19:36 |Actualizado: 17.11.2013 19:36

Goldman Sachs entona el "mea culpa" por sus errores sobre España

El banco de inversión reconoce que sus previsiones de hace un año estaban equivocadas y ahora alaba las reformas de Rajoy, asegurando que "ya se empieza a ver sus frutos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Goldman Sachs ha reconocido los errores en el informe de sus previsiones económicas para el año 2013 y ha alabado las reformas emprendidas en España durante el último año, asegurando que "ya se empiezan a ver los frutos de sus esfuerzos".

En un análisis titulado 'Mea culpa or mea maxima culpa?', el banco de inversión repasa las previsiones que hizo públicas hace un año, afirmando que el informe contenía aciertos pero "también muchos errores". En concreto, Goldman Sachs preveía una estabilización de la actividad de la zona euro para mediados de este año, seguido por "una débil y frágil" recuperación económica.

En el caso de España, la institución destaca el "impresionante compromiso" demostrado por las autoridades españolas para acometer reformas económicas, incluso sin la condicionalidad de haber entrado en un programa de ayudas.

En este sentido, ha explicado que sus previsiones económicas para España se cumplieron hasta el segundo cuatrimestre de 2013, si bien a partir de esta fecha las reformas y ajustes del Gobierno han demostrado tener beneficios.

"Los ajustes del Gobierno español han demostrado los beneficios de determinadas medidas"

En el caso de la inflación, también ha puesto como ejemplo a España, recordando que las reformas han tenido "un inmediato e inesperado efecto" en los salarios. Así, ha apuntado que las medidas del Ejecutivo han servido para reflejar que una subida en los salarios podría llevar a un mayor desempleo y a una situación de inflación del país.

"La inflación ha sorprendido a la baja en España y los ajustes del Gobierno español han demostrado los beneficios de determinadas medidas", ha aseverado. Goldman Sachs ha destacado en general que tanto el crecimiento de España como el Francia han excedido sus "débiles expectativas".

En definitiva, la institución ha admitido que sus previsiones pueden tender a subestimar los riesgos a la baja para la estabilidad de precios. Asimismo, ha reconocido que las reformas pueden tener un impacto más rápido en el ritmo y la eficacia del ajuste económico de lo que había previsto anteriormente.