Público
Público

Goldman Sachs estudia acusar al Senado de exagerar sus denuncias

El banco de inversión estadounidense está acusado de haber engañado a sus clientes antes de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El banco Goldman Sachs estudia acusar al subcomité del Senado de EEUU encargado de estudiar las responsabilidades de la crisis de haber exagerado sus denuncias contra la entidad de inversiones estadounidense al término de una investigación de dos años sobre su actuación durante el desplome financiero, según dice hoy The Wall Street Journal.

El Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado acusó hace dos meses a Goldman Sachs de haber engañado a sus clientes sacando provecho de prácticas que iban en contra del mercado hipotecario durante la crisis.

Ahora los ejecutivos del banco de inversiones, según revela hoy el diario financiero neoyorquino, planean responder a lo que consideran un 'análisis incompleto' del subcomité del Senado haciendo públicos documentos de aquella época sobre sus apuestas hipotecarias.

Goldman Sachs todavía no ha decidido si hará públicos los documentos en su página web en los próximos días, según el citado periódico. Pero los responsables del banco están dispuesto a usarlos para defenderse de las acusaciones del subcomité del Senado.

El senador que preside el subcomité, el demócrata Carl Levin, quiere que la Fiscalía cite a los máximos ejecutivos del banco por un posible delito de perjurio por haber testificado en el Congreso que no apostaron contra los intereses de sus clientes.

Los ejecutivos del banco consideran que el Senado ha hecho un 'análisis incompleto'El fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, citó la semana pasada a Goldman Sachs para recabar más información sobre su actuación durante la crisis financiera y pidió al banco más datos sobre las obligaciones de deuda colateralizada (CDO) que manejaban y que aparecen mencionadas en el informe del subcomité.

Un portavoz del banco respondió tras la presentación del informe hace dos meses que los miembros del subcomité se concentraron en 'cuatro correos electrónicos' descartando millones de documentos que Goldman Sachs puso a su disposición para la investigación.

En los últimos meses Goldman Sachs ha revisado con lupa todas las transacciones hipotecarias que realizó el banco durante 2007. Al término de ese proceso de revisión los ejecutivos del banco están dispuestos a ser más 'agresivos' al responder a algunas de las críticas del subcomité.