Público
Público

Otro golpe para la deuda Irlandesa

S&P rebaja la nota de la solvencia del país hasta "A" porque no cree que el rescate garantice la estabilidad financiera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No hay receta perfecta para lograr el aprobado de los mercados. Irlanda se enfrentará a lo largo del día de hoy a la noticia de que el recorte presupuestario que debe asumir en los próximos cuatro años pone fin al Estado del Bienestar tal y como ha conocido toda una generación.

Pero el ajuste (aproximadamente 3.000 millones de euros en prestaciones sociales se volatilizarán en un paquete de recortes de 15.000 millones de euros) y el rescate del FMI y la UE (alrededor de 85.000 millones de euros) no son suficientes para los mercados.

La primera agencia de calificación del mundo, Standard & Poor's, anunció ayer al filo de la medianoche irlandesa que rebajaba la calificación (la nota que sirve para medir la solvencia de la deuda) de Irlanda hasta A (equivalente a un Bien justito) porque no cree que estas medidas sean suficientes para garantizar la estabilidad financiera en la isla.

El ajuste dejará tocada la economía irlandesa, que no llegará a crecer ni un 2% hasta al menos 2013

Y no descarta una nueva rebaja una vez que se conozca la efectividad del plan de rescate, que ya asume por adelantado que va a ser insuficiente debido a la extrema debilidad del sector financiero.

S&P no ha esperado si quiera a conocer los detalles del plan de ajuste para decir que las incertidumbres sigue planeando sobre la economía irlandesa y que el futuro próximo está casi fundido en negro.

Y, es que, el ajuste que anunciará en las próximas horas Dublín dejará tocada la economía, que no llegará a crecer ni un 2% hasta al menos 2013, según la agencia de calificación. Este bajo crecimiento, que puede derivar en el peligroso fenómeno de la deflación según estos expertos, mantendrá en mínimos el consumo lo que, a su vez, pondrá muy difícil llegar a una reducción de la deuda.

Y es, precisamente la deuda, lo que más preocupa a la agencia de calificación. S&P ha subido el nivel de deuda previsto para 2011, ya que ahora prevé que los compromisos irlandeses asciendan hasta suponer un 120% del PIB (es decir, serán mayores que lo que la economía produce en un año), frente al 113% que estimaban anteriormente.

El informe destaca que este nivel de deuda está muy por encima de la media de la zona del euro y destaca dos casos: Bélgica (que tienen el equivalente al 98% de su PIB en deuda) y España, que según S&P tienen un nivel cercano al 65% del PIB en compromisos financieros. La agencia no cita a Portugal, el siguiente país en el punto de mira de los mercados, ni a Italia, con uno de los mayores niveles de deuda del mundo.

En cualquier caso, S&P reconoce que el mayor problema sigue concentrado en el elevado nivel de deuda privada en el extranjero que tienen los ciudadanos del país y que en 2009 llegó a suponer el 325% del PIB. La deuda privada española, que los expertos también consideran muy elevada, se sitúa en el el 173% del PIB, la mitad que la irlandesa.