Público
Público

Los golpistas impiden la entrada a Honduras a dos funcionarios de la Embajada española

El Gobierno de facto hondureño tampoco permitió el acceso a cuatro diplomáticos de la OEA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno de facto de Roberto Micheletti impidió hoy el ingreso a Honduras de dos funcionarios no diplomáticos de la Embajada española en Tegucigalpa, informó una fuente diplomática española.

La fuente señaló que los dos funcionarios de la Embajada española volvían de vacaciones y al presentar su pasaporte de servicios se les impidió el ingreso al país y fueron enviados de vuelta a Madrid vía Miami (Estados Unidos), donde habían hecho escala.

'No nos han comunicado oficialmente nada, ellos nos han llamado diciendo que no les han dejado entrar en el país y que los enviaban de regreso a Madrid', señaló la fuente. Precisó que los funcionarios no son personal diplomático sino que se dedicaban a trabajos administrativos en la sede española y habían salido de vacaciones hace un mes.

El Gobierno de Micheletti también impidió hoy la entrada en Honduras a cuatro diplomáticos que formaban parte de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Las autoridades de facto indicaron anoche que no recibirán a los embajadores de España, Argentina, México y Venezuela, que tenían previsto volver al país en los próximos días, después de que la OEA y la Unión Europea tomaran la decisión de hacer regresar a los jefes de misión que abandonaron Honduras tras el golpe de Estado.

'En el caso de aquellos países que unilateralmente decidieron romper sus relaciones diplomáticas con Honduras o mantener las mismas a nivel de Embajadas concurrentes, situación de Argentina, España, México y Venezuela, se hace saber que el Gobierno no recibirá a los agentes diplomáticos de tales países', dijo.

Además, indicó en un comunicado que los funcionarios de los países que optaron por mantener las relaciones a nivel de misiones concurrentes, como es el caso de España, tienen restringidos los privilegios propios de los agentes diplomáticos y deben retirar los distintivos y banderas que identificaban sus estados en las Embajadas.