Público
Público

Gomendio inaugura el curso acusando a sindicatos y oposición de "falsear" datos

La secretaria de Estado de Educación se escuda en el aumento de presupuesto para becas sin tener en cuenta el aumento de la pobreza y la mayor exigencia en los requisitos académicos para recibir una ayuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha sostenido que las críticas contra la las medidas que ha venido adoptando su departamento se centran en 'falsear' unos datos que, en su opinión, son 'sólidos y robustos' y que, por lo tanto, 'no son discutibles'. Así lo ha afirmado en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo con motivo del inicio del curso escolar después de que sindicatos y padres  hayan denunciado que este curso escolar comenzará con menos profesores y menos becas para libros y comedor.  

Respecto al incremento de las tasas universitarias, la secretaria de Estado de Educación ha hecho hincapié en que 'han sido algunas comunidades autónomas y no todas' las que las han incrementado y ha defendido que la subida de las mismas 'no ha sido sustancial' ya que España sigue siendo, aún así, 'de los países con las tasas más bajas' según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En cuanto a las críticas sobre el descenso de becas, Gomendio ha indicado que 'se pueden tener diferentes opiniones' pero los datos son 'robustos'. 'Este año vamos a invertir 1.400 millones de euros en becas, una cifra histórica, la mayor que se ha dedicado nunca a las becas generales de ayuda al estudio en el ámbito no universitario y universitario', ha añadido.

También se ha pronunciado sobre las acusaciones de nuevos recortes en el profesorado, sobre lo que ha manifestado que España sigue estando, en cuanto al ratio de alumnos por profesor, 'por debajo de la media de la OCDE y por debajo de muchos países que tienen alumnos con un mejor rendimiento'. Por lo tanto, ha dicho, 'la insistencia en discutir cifras que son robustas, sólidas y a las que cualquiera tiene acceso me parece una crítica poco constructiva porque no lleva a ninguna parte'. Si bien ha considerado que 'hay otras cuestiones, por ejemplo de la Reforma Educativa, que pueden ser motivo de debate' y ha asegurado que en este sentido el Gobierno está 'abierto' a ello, aunque ha opinado que, para ello, 'es necesario que los sectores más críticos también estén dispuestos a debatir'.