Público
Público

González cree que España está en una "posición muy difícil"

Aplaude el plan de ajuste, aunque lo considera insuficiente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de BBVA, Francisco González, reconoció hoy que España está en una 'situación muy difícil' y, por ende, la mayor parte de las empresas privadas e instituciones financieras, que tienen cerrado el acceso a los mercados de financiación.

En un mensaje muy duro sobre la situación actual de las finanzas españolas, González explicó que el problema 'más agobiante' de la economía española es la enorme deuda exterior, no sólo del Estado sino también la privada, que asciende a 600.000 millones de euros.

González aplaudió el plan de ajuste aprobado por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, pero aseguró que 'no es suficiente'. Junto a ello -añadió-, deben tomarse reformas profundas que transformen de verdad la economía española. Y para el presidente de BBVA ahora es el momento perfecto porque la población está preparada para asumir medidas que hace tres meses eran imposibles.

Para González la reforma laboral no debe consistir en rebajar la indemnización del despido

Las propuestas del banquero pasan por asegurar la transparencia y el control de gasto y endeudamiento de las autonomías y los ayuntamientos, por ajustar la edad de jubilación y la cuantía de las pensiones, y por imponer el copago en la Sanidad.

Otra reforma ineludible para González es la reforma laboral, que no debe consistir en rebajar la indemnización del despido sino en reducir la dualidad entre trabajadores fijos y temporales y en flexibilizar los mecanismos de fijación de salarios. Todo ello, añadió, con el objetivo principal de crear empleo. 'Cualquier reforma laboral que no cree empleo no es buena', dijo González, quien no quiso valorar la propuesta presentada por el Gobierno, pero sí reclamó que sea una reforma 'muy muy potente, muy ambiciosa y que cree empleo'.

Además, reclamó una profunda reforma del sistema financiero. 'No basta con retoques', afirmó, y añadió: 'Vamos por la buena dirección, pero faltan cosas'.

Tras su duro discurso sobre la situación actual, González se mostró convencido de que España puede salir bien de la crisis. 'Es un gran país y hemos tenido la poca habilidad de dejar que nos mezclaran con otros más pequeños como Grecia o Portugal', aseveró, y a continuación apostilló: 'Este país cuando se pone a trabajar lo hace muy bien y como el que más. Hagamos lo que hay que hacer y hagámoslo ya' porque 'nos estamos jugando nuestro futuro'.