Público
Público

González no aclara si habló a Martín de un concurso

Replica escueto que "no tiene nada que ver con Pozuelo ni con ningún polideportivo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cierre a cal y canto en la Comunidad de Madrid. Prefiere no hacer ningún comentario sobre la inyección de 1,3 millones de euros en Ingesport, la empresa de la que era director comercial Carlos Martín, el monitor de pádel del vicepresidente, Ignacio González. Ni tampoco sobre la reunión que el número dos de Esperanza Aguirre mantuvo con Martín y con el viceconsejero de Medio Ambiente, Manuel Beltrán, en la que los dos miembros del Ejecutivo regional prometieron conseguir a Martín una cita con el que entonces era alcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Jesús Sepúlveda, del PP. En esa reunión, en diciembre de 2007, González y Beltrán le informaron del concurso de adjudicación de un polideportivo en Pozuelo siete meses antes de que se hiciera pública la convocatoria.

En rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, el vicepresidente eludió la cuestión: 'He mirado muy por encima las informaciones, no he tenido tiempo de verlas en profundidad, así que no se lo puedo concretar', arrancó, visiblemente irritado. 'En todo caso, no tengo nada que ver con las cuestiones relativas a Pozuelo ni con ningún polideportivo'. No añadió más.

Se le preguntó a González si ofrecerá a la oposición información del caso destapado esta semana por Público. Nada avanzó. Sin embargo, tanto PSOE como IU han reiterado que el vicepresidente debe dar cuentas en la Asamblea, pues la inversión en Ingesport, en abril de 2006, se hizo a través de la sociedad pública Capital Riesgo de la Comunidad de Madrid.

La diputada de IU Reyes Montiel interrogará a González en pleno. El PSOE, por su parte, registrará su comparecencia en la Comisión de Vigilancia de las Contrataciones. Ambos grupos denuncian el uso 'patrimonialista' que el Gobierno de Aguirre hace de Madrid. IU cree que la presidenta no se puede inhibir de su responsabilidad pues ha 'blindado' a sus hombres de confianza.

Antes de que comenzara la rueda de prensa de González, el Ejecutivo indicó a la fotógrafa de ‘Público’, Reyes Sedano, que podía “hacer al vicepresidente dos fotos de frente y ya”, y que después se fuera a otro sitio, sin dar razones. El Gobierno insistió y la fotógrafa avisó de que eso era “censura”. González, molesto por el bisbiseo de la discusión, reprendió a Sedano.