Publicado: 07.02.2013 08:00 |Actualizado: 07.02.2013 08:00

González paga a Capio 900.000 euros al mes por un hospital cerrado

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública denuncia el gasto en amortización y mantenimiento del centro sanitario de Collado Villalba, que no abrirá hasta finales de 2013. La Comunidad alega que no lo inaugura para ahorrar y la empresa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Los habitantes de Collado Villalba, Becerril de la Sierra, Collado Mediano, Alpedrete, Moralzarzal, Cercedilla, Navacerrada, y Los Molinos, recibirán una asistencia sanitaria pública de calidad y con las más altas prestaciones tecnológicas gracias a un modelo basado en la gestión clínica integral, la tecnología de vanguardia y los mejores profesionales". Así promociona  la página web de la Comunidad de Madrid el nuevo Hospital de Collado Villalba que, en realidad, no será 100% público, sino que adoptará uno de los famosos modelos de "centro público de gestión privada".

Además, pese a que estaba previsto que dicho hospital comenzara a funcionar este enero, la Consejería de Sanidad que dirige Javier Fernández Lasquetty no abrirá sus puertas hasta finales de 2013. Así está establecido, como medida de ahorro, en el Plan para la sostenibilidad del sistema sanitario. "[El retraso en la apertura] evitará generar un nuevo gasto", justifican en el documento.

Frente a este argumento, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública denuncia que, pese a estar cerrado, el Gobierno de Ignacio González continúa pagando 900.000 euros al mes a la empresa concesionaria de dicho centro: Capio Sanidad. Es decir, que durante este año que permanecerá cerrado el hospital, la Comunidad pagará igualmente casi 11 millones de euros a la compañía privada. Por este motivo, la Mesa ha convocado una manifestación de protesta, el próximo domingo, que saldrá a las 11.00 horas desde la Estación de Ferrocarriles de Collado Villalba y terminará frente al Hospital Collado Villalba, situado en el municipio del mismo nombre. 

La plataforma en Defensa de la Sanidad Pública está integrada por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp), la Plataforma de Trabajadores y Usuarios por la Sanidad Pública (Patusalud) y los sindicatos de la Mesa Sectorial ( SATSE, CCOO, AMYTS, CSIT-UP, UGT, USAE). A la convocatoria también se ha unido la Asociación de Facultativos y Especialistas de Madrid (Afem) y miembros de algunas asambleas del 15-M.

En su defensa, fuentes de la Consejería de Sanidad han explicado a Público que el acuerdo con Capio, la empresa que ganó el concurso de la concesión en 2010, incluye la construcción y puesta en marcha del hospital. Y, dado que el edificio ya está terminado, el Gobierno regional debe cumplir con los pagos de "amortización de la obra", así como una pequeña parte por el mantenimiento de la misma. Dichas fuentes confirman también la cifra mensual de "entre 800.000 y 900.000 euros" y aseguran que, pese a este gasto, la Comunidad ahorra más teniéndolo cerrado que poniéndolo en funcionamiento.

Por último, la empresa privada que gestionará el hospital los próximos 30 años ha manifestado a este diario que su interés es que el Hospital de Collado Villalba "pueda empezar a prestar servicio a la población lo antes posible" y que la apertura del hospital se ha retrasado "por causas ajenas a la compañía".

Asimismo, Capio Sanidad ha detallado que cumplió con las bases del contrato con la Comunidad, construyendo y equipando "sanitaria y tecnológicamente" el centro "en tiempo y forma". La empresa concesionaria asegura que la inversión en dicha tarea alcanzó "en torno a 150 millones de euros" y alega que "debe mantener el hospital y todos sus equipamientos en perfectas condiciones -seguridad, desinfección y limpieza entre otros servicios-, en previsión de una próxima apertura, para lo que recibe una retribución previamente acordada por la Comunidad de Madrid", concluye.