Público
Público

González-Páramo (BCE) augura un "rebote" en Europa en 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero del Banco Central Europeo (BCE) Jose Manuel González-Páramo reconoció que Europa puede haber sufrido una contracción económica a finales del 2011, pero se mostró convencido de que habrá un "rebote" este año.

En un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), aseguró que en Europa "comienzan a aparecer indicios de confianza" y citó algunos indicadores conocidos en los últimos días, así como la buena marcha de las últimas subastas del Tesoro en España e Italia.

"Los mercados tienen ya una mayor confianza en la capacidad de la zona del euro para dar solución a sus problemas", dijo.

"Esto quiere decir que en 2012 veremos una recuperación de la zona del euro. Este año veremos un rebote. Esta claro que la situación en Europa no es brillante, pero comienza a estabilizarse, para continuar creciendo más adelante", apuntó.

En su opinión, España está obligada a acompañar estos "signos de confianza" con una "hoja de ruta clara" en torno a la reforma laboral, la reforma del sistema financiero y el ajuste fiscal.

"No podemos seguir haciendo trampas en solitario, porque nos están vigilando de cerca", indicó con respecto a España.

González-Páramo urgió a España a realizar con urgencia las reformas que tiene en marcha, para poder dejar atrás lo peor de la crisis.

"No tengo una bola de cristal, pero la condición sine qua non (para salir de la crisis) es que España aborde estas reformas que nos alejan del resto. Si no nos quitamos estas piedras de delante, no podremos crecer con dinamismo y crear empleo".

Dejó claro que España no tiene ante sí ajuste "a lo tradicional", y destacó especialmente la corrección del déficit, que obligará a acometer una "revisión fundamental del modelo de la administración pública y sobre todo del papel de las comunidades autónomas y su relación con el Estado central".

Otra de las reformas "inaplazables" es la laboral. "Con las reformas laborales del pasado hemos perdido el tiempo, porque no han tenido los efectos esperados".

Si bien celebró el reciente acuerdo entre patronal y sindicatos, que asegura una moderación salarial en los dos próximos años, aseguró que no será suficiente.

En su opinión, la próxima reforma laboral debe desvincular la evolución de los salarios de la inflación, y se debe simplificar el abanico de tipos de contrato.

Igualmente, es urgente avanzar en la reforma del sector financiero, un sector que en su opinión "está sobredimensionado y necesita un saneamiento", debido a su exposición al sector inmobiliario.

Sin embargo, recordó que la situación de todas las entidades no es la misma, porque "hay unas que están saneadas, y otras que no lo están y cuya viabilidad es incierta".

Según dijo, las entidades que no están saneadas "acaban contaminando a las que sí lo están".

"Realmente hay que ver si una entidad tiene posibilidad de continuar o no. No se trata simplemente de provisionar, sino pensar en la dimensión de la entidad y en su modelo de negocio", dijo.

González-Páramo, cuyo mandato acaba el próximo mes de mayo, no dio detalles sobre su futuro profesional, que algunos sitúan al frente del Banco de España.

Sí se mostró "completamente convencido" de que el actual Gobernador, Miguel Angel Fernández Ordoñez, debe agotar su mandato, que concluye a mediados de año.