Público
Público

González pierde a su asediado número dos

El gerente del Canal Isabel II deja la empresa pública acosado por múltiples escándalos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El día después de la dimisión del tesorero del PP, mientras Francisco Granados, número tres de Esperanza Aguirre, lucha por esquivar las responsabilidades por la trama de los espías, un anodino comunicado de prensa enviado cuando el país entero piensa en las vacaciones añadía este miércoles marejada al temporal que vive el Partido Popular: Ildefonso de Miguel deja la gerencia del Canal Isabel II, la principal empresa pública de la Comunidad de Madrid.

Parece un relevo técnico, pero es un nuevo bombazo político en Madrid, el gran feudo del PP: De Miguel era desde 2004 uno de los principales colaboradores de Ignacio González, número dos de Esperanza Aguirre, y por sus manos pasaban algunas de las más cuantiosas y polémicas adjudicaciones de la Comunidad.

El ya ex gerente contó en el consejo que ha aceptado la oferta de una 'empresa del mundo de las comunicaciones y la televisión', que no especificó. Pero deja el puesto asediado por varios escándalos que lo colocaban desde hace meses en el ojo del huracán.

En De Miguel confluyen varios asuntos que sacuden al PP madrileño desde principio de año: los espías se redactó un dossier de 32 páginas sobre sus actividades, las contrataciones polémicas a familiares de Ignacio González o suyos propios, a través de la Comunidad o del mismo Canal, los viajes sospechosos él mismo aparece en el vídeo de las bolsas blancas con González en Colombia, las polémicas adjudicaciones de TDT, los contratos multimillonarios en publicidad y en seguridad...

La lista es inacabable y ha tenido un epílogo a la altura: el Consejo de Administración de este miércoles anuló el contrato propuesto por De Miguel y avalado ya por la Comunidad 24 millones en cuatro años; con la opción de otros 12 millones en dos años más, para el servicio de atención al cliente.

La adjudicación fue paralizada tras la intervención del concejal de Economía del Ayuntamiento, Juan Bravo, el pasado mayo, y este miércoles el consejo acordó volver iniciar la convocatoria ante la polémica desatada, según informaron fuentes del Consejo de Administración.

La semana pasada, tanto el PSOE como IU exigieron la comparecencia urgente en la Asamblea de Ignacio González, presidente del Canal, para que diera cuenta de la millonaria adjudicación y de la polémica que le rodeaba, una iniciativa que el PP vetó.

'La marcha de De Miguel nos reafirma en las dudas que teníamos; es demasiada casualidad que se vaya justo ahora', explica Adolfo Navarro, portavoz adjunto del grupo parlamentario socialista.Navarro subraya que 'la mano de De Miguel está siempre detrás de muchos de los incidentes' que afectan al Canal y la Comunidad. A su juicio, su marcha supone 'un traspié' para Ignacio González.

Inés Sabanés, portavoz de Izquierda Unida, recalca que los distintos escándalos que asedian al PP de Madrid 'están todos relacionados' y a ellos atribuye la marcha de De Miguel. 'Da la impresión de que estamos a las puertas de una remodelación de Gobierno', asegura.

El Canal nombró como sustituto en funciones de De Miguel a Adrián Martín (Cuenca, 1959), hasta ahora responsable de Innovación e Ingeniería del Canal.