Público
Público

González Pons asegura que el PP presentará las pruebas de las escuchas ilegales

El vicesecretario de Comunicación del partido afirma que el Gobierno pretende "aniquilar" políticamente a la oposición y que están dispuestos a acudir a Estrasburgo para denunciarlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jueces, policías y Gobierno coincidían ayer en las dos opciones del PP respecto a sus denuncias: rectificar o denunciarlo. El PP parece que ha escogido la segunda. El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha anunciado que su formación se plantea acudir al Parlamento Europeo para denunciar las supuestas escuchas ilegales a algunos de sus miembros y la 'utilización' del Gobierno de España de los medios del Estado de Derecho para 'aniquilar' políticamente a la oposición.

'Estamos pensando en acudir al Parlamento Europeo para que examine la actitud del Gobierno de España para con la oposición y su utilización de los medios del Estado de Derecho para eliminar, tachar y desacreditar políticamente a la alternativa de Gobierno, al partido en la oposición', manifestó González Pons en declaraciones a la cadena Cope recogidas por Europa Press.

El dirigente 'popular' aseguró que el Partido Popular, tal y como han venido solicitando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el PSOE, va a presentar las pruebas oportunas sobre un caso que, a su juicio, su único objetivo es 'aniquilar' al principal partido de la oposición.

De hecho, reveló que 'mucha gente del Gobierno, de la Fiscalía y de la Policía' ha empezado a dar al PP 'muchas claves sobre cómo se han gestado algunas de las operaciones que se han llevado este año' contra su formación. 'Hay ya gente del Ministerio de Justicia y del Interior contándonos cosas y, por lo tanto, cuando el Gobierno no niega algunas de las cosas que decimos, bien sabe por qué no las niega', apuntó.

En este sentido, González Pons denostó las críticas ante las denuncias de su partido recibidas por parte del Gobierno, que, a su juicio, poseen 'un tinte venezolano'. 'La respuesta del Gobierno nunca puede ser mandarles a los políticos a la porra -denunció-. La respuesta debería ser 'muy bien, vamos a abrir una investigación interna''. Y es que, a su juicio, si el primer partido de la oposición asegura estar siendo espiado es algo 'muy serio' y el Gobierno debería tomárselo como tal.

'En España la situación en la que nos encontramos es tan paradójica, que la oposición se queja de estar siendo espiada y el Gobierno manda a sus voceros a darle mamporros a la oposición, que se siente investigada... eso tiene un tinte venezolano que no se le puede quitar', concluyó.

Ayer, tanto sindicatos policiales como diferentes asociaciones judiciales mostraron su descontento por los ataque de la oposición hacia los pilares del Estado de Derecho. Fueron contundentes para calificar unas denuncias que tildaron de 'torticeras' y pidieron la rectificación del partido liderado por Mariano Rajoy.

Por su parte, el presidente del Gobierno, del que se esperaba una respuesta más contundente, se limitó a demandar más 'sentido de la responsabilidad ' al PP. El resto de formaciones políticas se muestra al margen de una polémica que considera una mera disputa entre partidos.