Público
Público

González y Zapatero, acogidos con extraordinaria expectación en el Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los dos presidentes socialistas de la etapa democrática, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, han acudido juntos al Congreso para conmemorar los cien años del grupo socialista, en un ambiente de extraordinaria expectación acrecentada por la nutrida presencia de medios de comunicación.

Su llegada a la sala Ernest Lluch de la Cámara Baja se ha demorado media hora debido que el presidente del Gobierno no ha aterrizado en Madrid hasta pasadas las cinco de la tarde en un avión procedente de Roma, donde hoy se ha entrevistado con el Papa Benedicto XVI y con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Durante todo ese tiempo, el vestíbulo del recinto donde se iba a celebrar el acto, consistente en dos intervenciones separadas de González y Zapatero, permanecía completamente abarrotado de periodistas, camarógrafos, fotógrafos y reporteros situados tras un cordón que formaba un pasillo por el cual accedían los invitados.

Los parlamentarios socialistas, ministros, ex diputados, ex senadores y ex ministros iban llegando al vestíbulo, donde a duras penas encontraban paso para acceder a la sala.

Quienes conseguían entrar en el pasillo, a uno de cuyos lados se había situado una gran fotografía del fundador del PSOE y primer diputado del partido, Pablo Iglesias, se enfrentaban a los periodistas, que enseguida les acribillaban a preguntas.

Así, han hablado el ex presidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias y el ex ministro Narcís Serra.

Por otros flancos han accedido ex ministros como Carlos Solchaga, Javier Solana o Luis Martínez Noval, así como el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, y los ministros Alfredo Pérez Rubalcaba, Trinidad Jiménez, Francisco Caamaño, y Beatriz Corredor.

Los camarógrafos se han preparado para obtener una buena imagen de la caminata que González y Zapatero tenían que hacer a lo largo del pasillo que comunica el antiguo Palacio de las Cortes de la zona de ampliación donde está situada la sala de la reunión.

El movimiento de los escoltas ha anunciado finalmente que la comitiva se aproximaba, integrada también por el portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, la secretaria de Organización del partido, Leire Pajín, y el titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Muchos reporteros se han quejado porque los policías se han interpuesto entre ellos y sus objetivos, impidiendo un retrato colectivo.

Al llegar al vestíbulo donde les aguardaban los periodistas han sido víctimas de un sinfín de flashes de cámaras, y también de algunas preguntas no atendidas.

Ha pasado primero ante el cordón Rodríguez Zapatero, sonriente, y alguien le ha planteado, dentro de un tumulto de brazos extendidos con micrófonos: "¿Espera muchas críticas del señor González?".

No ha contestado, como tampoco Felipe González, no tan sonriente, para quien la pregunta ha sido: "¿Va a hacer muchas críticas a Zapatero?".

A continuación, ambos han posado ante el gran retrato de Pablo Iglesias, en medio de más gritos, voces y ruegos de los fotógrafos.

Zapatero ha señalado la imagen y ha hecho algún comentario y González ha mostrado su extrañeza por el gran número de cámaras.

Moratinos al lado izquierdo y Leire Pajín al derecho han aguardado a que acabaran de posar para después acompañarlos al interior de la Sala Ernest Lluch, donde el portavoz socialista, José Antonio Alonso, los ha presentado como dos "líderes históricos" del socialismo.