Público
Público

Google acatará la orden de un tribunal suizo sobre Street View

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Google acatará la decisión de un tribunal suizo sobre si su servicio Street View no respeta la intimidad de las personas al mostrar sus caras y matrículas, informó la compañía y las autoridades suizas.

Google está acusada de no oscurecer lo suficiente dichas imágenes sensibles en su aplicación cartográfica a través de fotografías y situar cámaras en altura sobre los vehículos utilizados para filmar, lo que les permite ver por encima de las verjas, cercas y muros en propiedad privada.

"Google se compromete con una decisión final y vinculante de un tribunal suizo y lo implementará también con respecto a las imágenes que ya se han transmitido fuera de Suiza", dijo el comisario federal de Protección de Datos e Información (FDPIC) Hanspeter Thuer el viernes en un comunicado.

Street View comenzó a funcionar en Suiza a mediados de agosto, tras haber causado ya controversia en Reino Unido y despertado temores cuando los vehículos equipados con cámaras periscópicas empezaron a captar imágenes en Alemania este año.

Google podrá continuar tomando fotos en las calles de Suiza si avisa con una semana de antelación sobre dónde se tomarán las fotos, pero no podrá poner las imágenes en Internet hasta que el tribunal tome una decisión definitiva, agregó Thuer.

"Estamos complacidos de haber llegado a este acuerdo con el señor Thuer, bajo el cual podemos continuar tomando fotos para Street View," declaró el asesor de Google para Privacidad Mundial Peter Fleischer.

"No obstante, no colgaremos online más imágenes en Street View hasta que obtengamos la decisión del Tribunal Administrativo local".

Una fuente próxima al proceso dijo que era poco probable que la decisión final se conociera en lo que queda de año.

Google había dicho previamente que no bajaría la altura de sus cámaras en sus vehículos en Suiza. La empresa lo hizo en Japón, pero sólo para preservar la calidad de las imágenes porque las calles son más estrechas y las casas están más cerca entre sí.

Bajar las cámaras suponía otros problemas porque acerca las caras de las personas, agregó, añadiendo que mejoraba continuamente el software utilizado para oscurecer las caras de las personas y las matrículas automáticamente.