Público
Público

Google defiende con firmeza su pacto para digitalizar libros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Google alegó en un firme y en ocasiones elocuente informe que un acuerdo alcanzado con la Sociedad de Autores para digitalizar millones de libros era legal y una contribución al conocimiento humano.

El ambicioso plan de Google ha sido elogiado por ampliar el acceso a los libros, pero el Departamento de Justicia lo criticó el 4 de febrero por varias razones, afirmando que podía violar en potencia leyes antimonopolio y de derechos de autor.

Google se mostró en desacuerdo, y dijo el jueves que el acuerdo enmendado cumple con la ley. "Con sólo una excepción significativa, las partes trataron de aplicar todas las sugerencias que (el Departamento de Justicia de) Estados Unidos hizo en su alegación de septiembre", dijo el líder de las búsquedas en Internet.

La excepción fue una decisión de mantener a los libros en el proyecto si los autores no decidían excluirse de forma expresa. Encontrar a todos los autores en cuestión y pedirles que se unieran al programa "invalidaría los propósitos del acuerdo de conciliación enmendado (ASA, por sus siglas en inglés)", declaró.

Google también alegó que el acuerdo no perjudicaba a las bibliotecas y no impedía que otros grupos trataran de digitalizar libros.

"El ASA permitirá a las partes hacer disponible a la gente de todo el país millones de libros descatalogados", dijo Google en su informe. "Esta es precisamente la clase de innovación beneficiosa que las leyes antimonopolio deberían animar, no frustrar".

Google también intentó golpear a rivales corporativos, subrayando que Microsoft había abandonado su propio proyecto de libros.

"Competidores como Amazon expresan su ansiedad sobre la potencial posición de mercado de Google, pero ignoran su propio y afianzado dominio de mercado", dijo Google en su informe.

Google también quiso minimizar el significado económico de los libros en el proyecto, diciendo que la mayoría no tenían derechos de autor o ya no se imprimían.

La Open Book Alliance, formada por rivales corporativos de Google, algunas bibliotecas y grupos de escritores y otros grupos que están digitalizando libros, rechazaron los argumentos de Google.

"Pese a los giros de los abogados de Google, el acuerdo enmendado seguirá ofreciendo al gigante de las búsquedas y la publicidad online acceso exclusivo a libros que ha escaneado de forma ilegal en detrimento de consumidores, autores y la competencia", dijo el grupo en comunicado enviado por correo electrónico.

El juez de distrito estadounidense Denny Chin ha fijado una audiencia sobre el acuerdo para el 18 de febrero.