Público
Público

Google dice que no es culpable de los problemas de los editores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Google no debe ser inculpada por los problemas de la industria editorial, pero se ha comprometido a trabajar para ayudar a las necesitadas publicaciones a superar el cambio a la era digital, dijo su presidente ejecutivo.

Los editores necesitan explorar nuevas formas de hacer dinero a partir de las noticias en Internet, incluido el tradicional modelo basado en publicidad, así como el acceso a contenido a través de suscripciones, afirmó Eric Schmidt en un artículo de opinión en el diario Wall Street Journal.

"Con ingresos en descenso y menos recursos, los frustrados ejecutivos de los diarios buscan a alguien a quien culpar", escribió en el artículo, publicado el jueves.

"Gran parte del enfado está actualmente dirigido a Google, que para muchos ejecutivos se está quedando con todos los beneficios de la industria sin dar mucho a cambio", dijo. "Los hechos, creo, sugieren lo contrario", agregó.

Los ingresos por la publicidad que aparece junto a los artículos de noticias del buscador de Google representan una "fracción diminuta" de las entradas generales de la empresa, aseguró Schmidt.

El desarrollo de una nueva tecnología que permita llegar a los lectores y mantenga su atención durante más tiempo también será importante para los editores, añadió.

Google es el mayor motor de búsquedas del mundo, generando casi 22.000 millones de dólares en ingresos anuales.

Los comentarios de Schmidt llegan cuando la actitud de los editores toma tintes más contrariados hacia Google y otros buscadores.

El mes pasado, el líder de News Corporation, Rupert Murdoch, amenazó con bloquear el acceso al buscador de Google de los contenidos digitales de sus periódicos.

Esta semana, Google anunció que realizaría un cambio en su tecnología que permitiría a los editores que cobran comisiones de suscripción en sus ediciones digitales, como el Wall Street Journal de News Corporation, limitar el número de veces que los internautas puedan acceder a las versiones gratuitas de los artículos mediante búsquedas en Google.

Los artículos individuales a los que se accede mediante Google pueden ser leídos frecuentemente de forma gratuita, aunque los sitios originales cobren una suscripción.

"También reconocemos que ha sido difícil que los diarios hagan dinero mediante sus contenidos en línea", escribió Schimdt.

"Pero así como no hay una única causa de los problemas actuales de la industria, tampoco hay una única solución", sostuvo.