Público
Público

Google investiga la forma de navegar más rápido

El buscador desarrolla un protocolo para aumentar un 55% la velocidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

SPDY. Con estas cuatro letras, Google quiere cambiar la manera en que los usuarios navegan por la Red, y también la velocidad a la que lo hacen. El Proyecto se pronuncia SpeeDY ('rápido', en inglés) y, según han revelado los ingenieros de software Mike Belshe y Roberto Peon en el blog de Google,la idea es sustituir el actual protocolo HTTP con SPDY, con el objetivo de que los datos viajen con mayor rapidez por el ciberespacio.

El protocolo HTTP , con el que se comunican mayoritariamente servidores y navegadores, es muy efectivo a la hora de transmitir ficheros individuales, pero no fue diseñado para transferir un elevado número de pequeños ficheros. Por eso, es ineficaz en páginas con gran cantidad de imágenes o aplicaciones. Cuantos más objetos tenga la web, más lenta será la descarga.

Por eso, los ingenieros de Google quieren cambiar el protocolo. El nuevo sistema comprime toda la información y archivos, y los envía en un solo fichero, aumentando la velocidad de transmisión y evitando que los archivos hagan cola para descargarse.

'Comenzamos a pensar en el nuevo protocolo mientras buscábamos maneras para optimizar la forma en que se comunican los navegadores y los servidores', dicen Belshe y Peon en el blog. 'Nuestra intención es continuar experimentando', afirman.

'Nuestra intención es continuar experimentando'

De ese trabajo en Google surgió el SPDY, que resultó muy eficaz entre un servidor de prueba y el navegador de la casa, Google Chrome. Los ingenieros descargaron 25 páginas simulando una conexión típica en un domicilio y descubrieron que las web se cargaban un 55% más deprisa.

Las técnicas utilizadas en SPDY no son nuevas. 'La industria ha documentado algunas posibilidades de SPDY en varios contextos con anterioridad', comentan fuentes de Google desde su sede central en Silicon Valley (EEUU). 'Pero hasta ahora nadie lo había probado', añaden.

Google reconoce que aún necesita probar el protocolo en condiciones reales fuera del laboratorio para ver si es compatible con todos los sistemas que corren por la Red. 'Hay muchas áreas en las que debemos mejorar, como la eficiencia del ancho de banda', dicen los portavoces del equipo SPDY. Si los resultados son positivos, seguiremos explorando la posibilidad de extender la investigación', añaden.

Martín Álvarez, responsable de la oficina de W3C -un consorcio que desarrolla tecnologías para obtener el máximo rendimiento de la Red-, explica que, antes del lanzamiento de SPDY, otros laboratorios ya han estado investigando sobre mejoras del protocolo. 'Pero no se ha conseguido llegar a un estándar', explica.

Según Álvarez, 'para que un protocolo de este estilo llegue a incluirse como parte de la arquitectura de la Web es necesario un consenso por parte de toda la comunidad'. Álvarez cree que no se trata de sustituir al HTTP, sino de 'complementarlo' para que sea más eficiente.