Público
Público

Google trae su plataforma para móviles de tapadillo y Apple ni se presenta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dos gigantes de la informática que están marcando el paso de la industria de la telefonía móvil han brillado por su ausencia en el Congreso Mundial de Móviles 3GSM que hoy acaba en Barcelona: Google y Apple.

Google está lanzando una nueva plataforma para móviles, se trata de Android, que se expone en Barcelona por primera vez desde que el gigante estadounidense anunciara su lanzamiento, en noviembre.

Sin embargo, son empresas de microprocesadores y telefonía como Texas Instruments y Qualcomm, la nipona NEC o la británica ARM las que hacen las demostraciones de cómo funciona Android, una plataforma que competirá contra Symbian, el sistema que llevan el 75% de los teléfonos mundiales, y el Windows Mobile, de Microsoft.

John Paxton, un directivo de márketing de una empresa de soluciones de móviles de Canadá no duda del éxito que tendrá la nueva plataforma y lo resume eco la frase: "sea cual sea tu negocio, reza para que Google no entre en él, porque entonces estás perdido".

La versión presentada en Barcelona es todavía de prueba; de hecho, el móvil con el que ARM lo presenta es un teléfono prototipo sin marca que parece hecho de forma artesanal.

Rich Miner, responsable de plataformas móviles en Google, ha estado en Barcelona y en una entrevista a El Periódico ha precisado que LG y HTC serán los primeros en disponer de teléfonos, y que la plataforma estará disponible a finales de 2008 con terminales desde apenas 70 euros.

Sin embargo, Google carece de pabellón en el Congreso de 3GSM de Barcelona, y Miner y su equipo han realizado su trabajo desde dos salas de reuniones en el pabellón 4, la zona más cutre de la feria y alejado de los pabellones 1 y 8, donde se exhiben grupos como Nokia o Ericsson, con los puestos más lujosos de la feria.

A pesar de su discreta presencia, muchas empresa como ARM confían en el efecto "cool" de Google y que Android se sume a los éxitos que este buscador ya ha tenido con los programas de búsqueda como GoogleEarth o los correos como Gmail. Nokia ya está preparando acuerdos con Google para algunos de sus modelos más avanzados.

Google es la única amenaza para el dominio de Microsoft y todo parece indicar que la próxima batalla entre los dos gigantes no se va a dar alrededor de Yahoo y que el grupo fundado por Bill Gates no encontrará cuartel en las plataformas informáticas de los móviles.

La otra estrella del salón de Barcelona ha sido el iPhone, pero en este caso Apple ni se ha presentado al Congreso, pese a que gran parte de los fabricantes ha tenido que reconocer el nuevo teléfono lanzado por el grupo de Steve Jobs.

El iPhone ha sido en el 3GSM como el fantasma del padre de Hamlet. No está, pero desencadena toda la acción. Y así, la mayoría de los fabricantes han anunciado teléfonos con pantallas táctiles.

Desde Finlandia hasta Corea todos los fabricantes de terminales siguen las huellas que Steve Jobs deja sobre la arena, ayudados por unas operadoras que no han desplegado las redes para aprovechar la tecnología de banda ancha que ya pueden ofrecer las terminales.

Con este panorama, la televisión por el móvil es un sueño, posible desde el punto de vista técnico, pero indeciso como negocio, mientras que en cambio la música ha convergido en el móvil de manera natural.

De hecho, ha sido ese error el que ha allanado el camino a Apple. Jobs ya tenía el iPod, con lo que su asalto a los teléfonos móviles fue tan sólo el paso siguiente más lógico. Y ahora toda la industria le va detrás.

En el caso español, los rumores de la feria dicen que el iPhone llegará en mayo, según algunos; en junio, según otros; y siempre de la mano de Telefónica.