Público
Público

Google y Apple aumentan la presión sobre los móviles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la feria de móviles que comienza esta próxima semana en Barcelona puede encontrarse un programa informático que mide lo alto que puedes lanzar un teléfono avanzado de Nokia, una metáfora adecuada de los esfuerzos de la empresa finlandesa por cobrar ventaja en el juego.

Pero la gravedad podría no favorecer al mayor fabricante mundial de teléfonos móviles, en un momento en el que la atención de la industria valorada en 169.000 millones de dólares (unos 123.000 millones de euros) cambia hacia el software y los servicios, la tendencia que está favoreciendo a competidores como Apple, fabricante del iPhone, y Google.

Por primera vez, Nokia ha optado por quedarse fuera del Mobile World Congress este año, otra tendencia creada por Apple, que evita reuniones de la industria en favor de sus propios actos, cuidadosamente coreografiados.

Nokia celebrará algunas reuniones cerca, pero se ha informado de que no tiene previsto ningún lanzamiento nuevo.

La feria se verá inundada con nuevos teléfonos que usan la plataforma Android de Google.

Los otros grandes nombres del sector, Microsoft, Samsung y Sony Ericsson, han tenido dificultades para seguir el ritmo establecido por Apple y Google desde que el primer iPhone conquistó el mundo a mediados de 2007.

Nokia está considerada como la mejor posicionada para afrontar la acometida gracias a su propio sistema operativo, las inversiones en servicios y unos beneficios a gran escala con la producción de teléfonos, pero Apple ya logra más beneficios que Nokia con los teléfonos.

Intentado emular el éxito de Apple con la venta de software para móviles a través de su App Store, Nokia, Microsoft y otros han abierto sus propias tiendas en Internet, pero con poco éxito.

"Todo el mundo lo está pasando mal. Hay mucha moda pero pocos dólares", dijo Dana Porter, vicepresidente de estrategia del fabricante de software de gestión de clientes y facturas telefónicas Amdocs.

LA INVASIÓN ANDROID

La presencia a gran escala de Google en la feria tendrá su momento cumbre con un discurso clave del consejero delegado Eric Schmidt que recordará al sector lo rápido que pueden cambiar relaciones y fuentes de ingresos que en el pasado parecían seguros.

El gigante de las búsquedas en Internet empezó a comercializar el Nexus One, un teléfono avanzado con pantalla táctil que vende directamente a los consumidores, evitando a los operadores que normalmente controlan la venta de teléfonos en Europa y Estados Unidos.

Google también dijo esta semana que tiene previsto construir una red ultrarrápida de Internet para hasta medio millón de personas en Estados Unidos, un proyecto con el que las telecos podrían perder su control sobre el acceso a la Red.

Además de suponer una molestia potencial para los operadores, la plataforma de código abierto Android de Google también representa una amenaza para los fabricantes de las plataformas rival de teléfonos avanzados, como Nokia y Microsoft.

"Android es la mayor piedra que se dirige hacia el mercado móvil", dijo Lindholm, de Fjord. "Creo que veremos una invasión de Android".

Google ha construido una lealtad considerable y un enorme negocio publicitario alrededor de su motor de búsqueda y el correo electrónico Gmail, que son servicios gratuitos. Apple, en cambio, ha persuadido a más de 100 millones de clientes para que paguen cientos de dólares por sus iPod e iPhone.

MÁS TRÁFICO

En 2010, los principales fabricantes de 'hardware' tiene previsto sacar unos teléfonos avanzados cada vez más baratos para luchar con los nuevos rivales.

"Parece que los campeones del volumen, como Nokia y Samsung, están optando por remangarse y ponerse a trabajar duro en 2010; probablemente veremos aparatos táctiles impresionantemente baratos este años", declaró el analista de MKM Partners Tero Kuittinen.

Con el descenso radical en el precio de estos teléfonos, llegarán a una audiencia mayor, impulsando el tráfico de datos en las redes de los operadores, especialmente al hacerse más común compartir vídeos en los móviles.

"Este es un reto enorme, ya que usa un enorme ancho de banda", dijo Martin Garner, analista de CCS Insight.

Los principales fabricantes de equipamiento de telecomunicaciones, Ericsson, Nokia Siemens y Alcatel-Lucent, entre otros, mostrarán e intentarán vender sus equipos de próxima generación de LTE, con el que intentarán convencer a los operadores de que los escojan para actualizar sus redes y gestionar la subida del tráfico de datos.

Pero los analistas creen que las ventas de los operadores en los mercados maduros no crecen a un nivel lo suficientemente rápido como par justificar inversiones importantes.