Publicado: 23.11.2014 14:04 |Actualizado: 23.11.2014 14:04

Gordillo cambia de idea y renunciará al Parlamento andaluz para seguir como alcalde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diputado de IULV-CA Juan Manuel Sánchez Gordillo finalmente ha cambiado de idea y en lugar de dejar la Alcaldía de Marinaleda, como anunció hace unos días, renunciará al Parlamento andaluz para seguir como primer edil de la localidad sevillana, a tenor de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que avala la Ley Electoral andaluza que declara incompatible el puesto de parlamentario con el de alcalde.

Así lo han confirmado fuentes cercanas a Sánchez Gordillo, que han explicado que el nuevo anuncio del aún diputado se produjo minutos antes de que tuviera lugar el pleno extraordinario que se había convocado este sábado en el Ayuntamiento de Marinaleda y que, a última hora, fue suspendido.  

Sánchez Gordillo ha sido alcalde de Marinaleda durante 35 años. Accedió al cargo en 1979, año en el que se celebraron las primeras elecciones municipales democráticas en España. Desde 2008 es diputado por Izquierda Unida en el Parlamento de Andalucía, cargo que también ostentó entre 1994 y 2000.  

La decisión del Tribunal Constitucional ha afectado a un total de siete alcaldes-diputados, seis del PP-A y uno de IULV-CA. Salvo Esperanza Oña, el resto ha renunciado al acta de diputado para continuar al frente de sus respectivos ayuntamientos.  

Además de Sánchez Gordillo, se trata de los alcaldes de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; de Córdoba, José Antonio Nieto; de Huelva, Pedro Rodríguez; de Valverde del Camino (Huelva), Dolores López Gabarro; y de La Mojonera (Almería), José Cara.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Marinaleda, Mariano Pradas, ha considerado el cambio de decisión de Sánchez Gordillo como "un circo". "Se ha reído de los andaluces y de sus vecinos", ha criticado.

Y es que, según ha explicado Pradas a Europa Press, desde que se conoció el fallo del TC, "el pueblo ha estado en vilo por la inquietud que supone que cambiara el alcalde después de tantos años", y ahora, "cuando solo faltaban dos horas para que expirare el plazo, vuelve a cambiar de parecer".  

A su juicio, el cambio de actitud de Sánchez Gordillo corresponde a "una estrategia para estar en los medios de comunicación, un montaje para ser el protagonista". "Es un circo", ha zanjado Mariano Pradas.