Público
Público

Gordon Brown busca la salvación en el centro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Matt Falloon y Sumeet Desai

El primer ministro británico, Gordon Brown, prometió el martes regresar a los valores tradicionales para reconstruir un país dañado por el exceso de gasto y la crisis financiera, con la esperanza de evitar la derrota en las elecciones generales del año que viene.

En un discurso ante la conferencia del Partido Laborista que se celebra tradicionalmente en Brighton, en el sur del país, Brown dijo que el Gobierno actuará con firmeza contra la cultura de las primas en los bancos y contra los jóvenes que causan disturbios en los centros de las ciudades mediante un regreso a las virtudes de "la justicia y la responsabilidad".

"Llamadlos valores de la clase media, llamadlos valores tradicionales de la clase trabajadora, llamadlos valores familiares, llamadlos todas estas cosas: estos son valores de la mayoría", afirmó.

Su discurso se consideró como un intento de relanzar a los laboristas, que llevan 12 años en el poder, en los que se ha producido un 'boom' económico que se ha estrellado en el último año por la crisis financiera.

Pero los analistas mostraron sus dudas acerca de si logrará recuperar a votantes escépticos,que se han vuelto hacia el Partido Conservador en busca del cambio.

"Un par de discursos en un día soleado de otoño en la costa no pueden disimular el 'permafrost' de los sondeos de opinión a largo plazo", dijo Tony Travers, profesor de política en la London School of Economics.

Brown también ofreció a los británicos celebrar un referéndum sobre una reforma electoral, con lo que pretende atraer a los liberales demócratas por l resultado en el Parlamento fuera muy ajustado después de unas elecciones que se esperan para mayo.

TERCEROS

El discurso del primer ministro, retransmitido en directo por la televisión, trató de recuperar a los votantes de clase media que optaron por el laborismo en la época de su antecesor, Tony Blair, que ganó tres elecciones y dejó el cargo en 2007.

Brown dijo que su partido hizo bien en insuflar miles de millones de libras en la economía para luchar contra la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, y añadió que hará un compromiso legalmente vinculante para recortar a la mitad el déficit presupuestario récord en los próximos cuatro años.

Los votantes podrían expulsar a los políticos que rompan las leyes sobre corrupción, tras el escándalo de este año sobre sus ostentosas peticiones de devolución de gastos.

Según los sondeos, el Partido Conservador ganará los comicios sin problemas, recuperando el poder tras ser derrotado por Blair en 1997, y Brown no ha podido cambiar esa tendencia.

La última encuesta, elaborada por Ipsos Mori y dada a conocer antes del discurso, situaba terceros a los laboristas por primera vez desde 1982. Los conservadores obtendrían un 36 por ciento de los votos, seguidos por los liberal demócratas con un 25 por ciento, y los laboristas con un punto menos.