Público
Público

Gordon Brown lanza medidas para avivar el mercado inmobiliario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, Gordon Brown, recortó el martes un impopular impuestosobre la compra de viviendas como parte de un paquete destinado a impulsar el alicaído mercado inmobiliario delpaís y mejorar su imagen política.

El Gobierno de Brown dijo que las propiedades valoradas en menos de 175.000 libras esterlinas (316.000dólares) estarán exentas del impuesto, conocido como impuesto a los sellos, por un año. Antes, esta exención seaplicaba a viviendas de 125.000 libras o menos.

Se prevé que eso reduzca el alcance del impuesto a la mitad de las compraventas de casas y cueste al Gobiernounos 600 millones de libras (aproximadamente 1.070 millones de dólares) adicionales en momentos en que lasfinanzas públicas ya están ajustadas.

Brown debe resucitar la confianza del consumidor de cara al racionamiento del crédito y los fuertes costes de losservicios públicos. Un sondeo del diario Times mostró que su Partido Laborista está 15 puntos detrás de losconservadores, en la oposición, lo que encaminaría al partido a perder las próximas elecciones.

La medida sobre el impuesto a los sellos fue acompañada por un paquete de 1.000 millones de libras esterlinaspara asistir a los compradores de primeras viviendas y a las personas con problemas para mantener los pagoshipotecarios, además de ayudar a los constructores.

Las acciones de las firmas constructoras de Gran Bretaña y las minoristas de mejora del hogar subieronfuertemente tras la noticia, pero los analistas eran escépticos sobre si las medidas podrían sacar al mercadoinmobiliario de su peor declive desde inicios de la década de 1990.

"El incentivo del impuesto a los sellos podría ofrecer al mercado nacional de la vivienda un estímulo marginal,pero dudamos que tenga un efecto mayor para poner en movimiento de nuevo al mercado de la vivienda", dijoPhilip Shaw, economista jefe de Investec.

El paquete es una parte clave de los esfuerzos de Brown para relanzar su mandato después de algunos mesesdolorosos por los problemas del mercado inmobiliario. También se prevé que revele medidas esta semana o lapróxima para ayudar a que las familias superen el creciente coste del combustible.

"Estas son las cosas que debería hacer un Gobierno para ayudar a las personas a medida que atravesamos unasituación difícil, y luego mostrar que nuestra economía es resistente y superará estos problemas", dijo después dellanzamiento del paquete para el sector inmobiliario.

Los precios de la vivienda en Gran Bretaña están bajando --tras una década en la que se triplicaron-- debido alracionamiento del crédito, que empezó con un declive en el mercado de las casas de Estados Unido que ha obligadoa los bancos a dificultar el acceso a las hipotecas.

Dos tercios de las familias británicas son titulares de una vivienda, por lo que los precios son una palanca clavepara la confianza del consumidor.

La reducción de 10 por ciento que sufrieron los precios en el último año, y el colapso de las transacciones, ahoragolpean a la economía con fuerza.

/Por Sumeet Desai/