Público
Público

El Govern pide que Tremps vote los artículos por los que no fue recusado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Govern de la Generalitat pedirá hoy ante el Tribunal Constitucional que el magistrado Pablo Pérez Tremps pueda votar en aquellos artículos del Estatuto catalán por los que no fue recusado, siempre que el TC decida finalmente votar por artículos o bloques el recurso sobre el texto autonómico.

Según fuentes del gobierno catalán consultadas por Efe, el ejecutivo que preside José Montilla pretende forzar así la reincorporación de Pérez Tremps y que éste, del ala progresista del TC, pueda emitir voto en una gran parte de los artículos del Estatut.

El pleno del TC acordó en 2007 por 6 votos a 5, y después de deliberar sobre ello durante seis días, estimar la recusación del magistrado Pablo Pérez Tremps planteada por el PP en relación con la tramitación del recurso que este partido interpuso contra el Estatuto de Cataluña.

Pérez Tremps emitió, cuando aún no era magistrado del Constitucional, un dictamen a petición del Instituto de Estudios Autonómicos de la Generalitat de Cataluña para que este órgano asesorara al Parlamento catalán sobre el texto del nuevo Estatuto.

El PP argumentó en su incidente de recusación que en ese dictamen se sugerían "fórmulas o textos que luego textualmente vemos recogidos en el texto articulado del Estatuto".

Según las fuentes consultadas, si la petición fuese aceptada Pérez Tremps sólo debería abstenerse en los artículos relacionados con acción exterior y Unión Europea, que fue sobre los que opinó en su día y provocó la recusación posterior del PP.

El pleno del Tribunal Constitucional volverá a deliberar hoy sobre los recursos presentados contra el Estatuto de Cataluña en un nuevo intento de aprobar antes del verano la sentencia, en cuyo borrador lleva trabajando varias semanas la presidenta María Emilia Casas.

Ésta asumió el pasado 19 de mayo la ponencia de la resolución después de la renuncia primero de la progresista Elisa Pérez Vera -que llegó a presentar al pleno cinco proyectos de sentencia, todos los cuales fueron rechazados- y luego del conservador Guillermo Jiménez, cuya propuesta tampoco recibió los respaldos necesarios.

En vista de la incapacidad de ambos sectores para suscitar el consenso imprescindible, la presidenta del Constitucional decidió asumir personalmente la tarea de redactar un nuevo borrador con el objetivo de desbloquear los debates y poder notificar la sentencia antes de que comience la precampaña de las elecciones catalanas previstas para el próximo otoño.

Sin embargo, el pasado martes, cuando el pleno se reunió para tratar los recursos presentados por la Generalitat y el Parlamento catalanes contra la negativa del Constitucional a declararse incompetente para resolver sobre el Estatut, los magistrados aún no conocían el nuevo borrador, ya que Casas seguía trabajando en él, por lo que difícilmente podría haber avances significativos hoy.

Se baraja ahora que el pleno del TC acuerde una votación del texto "por bloques", ya sea capítulo a capítulo o artículo por artículo, alternativa sobre la que la ponente ya ha hablado con el resto de los magistrados, sin que ninguno se haya opuesto a ella.