Público
Público

Las grabaciones evidencian una comunicación deficiente en el incendio de Horta de Sant Joan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las grabaciones de las conversaciones entre los distintos centros de emergencias, los mandos y los bomberos desplegados en el incendio de Horta de Sant Joan ponen en evidencia graves problemas de comunicación en el operativo de evacuación de los Graf Lleida, atrapados por el fuego.

Las transcripciones de las comunicaciones, recogidas en el informe del incendio del Departamento de Interior, revelan que Josep Pallás, único superviviente de los Graf Lleida, utilizó su móvil particular para informar a los mandos del operativo de la crítica situación, según informa hoy la Vanguardia.

Señalan las mismas fuentes, entre las 16:17 a las 17:34 horas la sala de control de Lleida hizo hasta seis llamadas a las salas de Tarragona y Bellatera, informando de la situación desesperada de los Graf atrapados por el fuego.

A las 16:13 horas Josep Pallàs, en una situación extrema, cogió su teléfono móvil y llamó al control central de Lleida pidiendo auxilio. "Estamos en un acorralamiento, que suba ayuda", alerta el Graf. "¿Acorralamiento?", responde con sorpresa la operadora de sala de Lleida. "Sí, estamos a punto de cascarla", advierte angustiado Josep Pallàs.

La situación, imprevista en los protocolos de emergencia, con la llamada de un Graf que utiliza su móvil para pedir auxilio llamando a la sala de su centro regional, generó problemas en la transmisión de información. "Nos llaman de Lleida, que están atrapados. Enviamos a alguien? Tenemos que enviar a alguien", comenta a la operadora de Tarragona

Pocos minutos después, a las 16:17 horas, la sala central de Lleida llama alarmada a la sala de control de Tarragona, y de nuevo se evidencian las dificultades en la comunicación.

Instantes más tarde, la misma operadora de Tarragona asegura a Lleida que ya han recibido un mensaje de emergencia de los Graf Lleida: "Lo sabemos y haremos lo siguiente, si tenéis cualquier información nos volvéis a llamar y haremos lo que sea", apostilla.

La operadora de la sala central de Lleida realiza una nueva llamada a las 16.21 horas, en esta ocasión a uno de sus mandos. "Me ha llamado Graf Lleida, que están atrapados, Joan. La llamada ha sido chunga","Qué quieres qué hagamos, ostia puta", responde. "Me decían que estaban muertos", añade la operadora. "Estamos muertos, decía?, ¿y los helicópteros no los envían?, pregunta.

Cinco minutos después, la sala regional de Lleida habla de nuevo con Pallàs, que está atrapado por el fuego y que dice "estamos a punto de morirnos quemados". Tras un angustioso diálogo, la sala de la región de Lleida advierte al centro de Bellatera y pasa el número del teléfono móvil de Pallàs, y se evidencia una vez más falta de información.