Publicado: 02.04.2014 10:04 |Actualizado: 02.04.2014 10:04

Dos grafiteros condenados con una orden de alejamiento de trenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a dos grafiteros como presuntos autores de 46 delitos de daños -por valor de 270.000 euros- en las instalaciones de RENFE, hechos por los que el juez les ha prohibido acercarse a menos de 200 metros de cualquier vagón de tren o instalación de la red de ferrocarriles. Los dos arrestados -Víctor O.B., de 23 años, y Francisco Javier P.G., de 27- actuaban desde 2010 y firmaban sus obras como PLUS y RASE.

Tras las denuncias interpuestas por RENFE, los agentes encargados de la investigación detectaron la existencia de grupos organizados de grafiteros que desde hace años y de forma sistemática rotulan las instalaciones o los convoyes con firmas personales, TAGS, o con firmas colectivas, CREWS, especialmente en las líneas C5 y C8 de la Comunidad de Madrid. Los agentes observaron que muchas de estas firmas respondían a las palabras RASE y PLUS, que eran empleadas por Víctor y Francisco Javier respectivamente.

De acuerdo con la investigación, los dos jóvenes detenidos conocían los horarios y las instalaciones de RENFE, de manera que evitaban las zonas vigiladas por cámaras o empleaban prendas que dificultasen su identificación. Para pintar los trenes recurrían al método del "palancazo", que consiste en activar el freno de emergencia para detener el tren, lo que ocasiones retrasos y paros de la circulación.

Así, la semana pasada los dos detenidos -en compañía de un tercero- se dirigieron a la estación de Fuenlabrada con la intención de pintar un convoy, cuando fueron sorprendidos en el acto por vigilantes de la estación y huyeron del lugar. Poco después se trasladaron con su vehículo hasta la estación de Embajadores, donde sabían que pararía el tren, para concluir su labor.

Cuando el ferrocarril se detuvo tras accionar el freno de emergencia, no dudaron en arriesgar sus propias vidas al cruzar las vías del tren por donde instantes después transcurriría otro convoy en sentido contrario. Por todo ello, los agentes iniciaron un dispositivo de localización y detención que se saldó con el arresto de los autores, imputándose a Víctor 13 delitos de daños y 6 por desórdenes públicos y a Francisco Javier un total de 33 infracciones de daños y 9 por desórdenes públicos.

Al tratarse de colectivos que actúan en grupo y de forma coordinada y organizada, la investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones. La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Móvil adscritos a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana y pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.