Publicado: 30.04.2014 07:00 |Actualizado: 30.04.2014 07:00

A la gran banca sí le va mejor con Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La gran banca española vale hoy en Bolsa casi un 12% más que cuando comenzó en año. En apenas cuatro meses, su capitalización ha pasado de 174.413 a 197.827 millones de euros. Si se toma como referencia el dato de finales de 2011, cuando Rajoy accedió al poder, la revalorización es espectacular: nada menos que del 43%.

La buena marcha de la banca contrasta con otros indicadores que no acaban de reflejar la recuperación de la que habla el Gobierno; entre ellos, los de empleo. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), conocida ayer, durante el primer trimestre de 2014 se destruyeron 184.600 puestos de trabajo, a razón de 2.000 diarios.

El reforzamiento de la banca que refleja su evolución en Bolsa no ha supuesto, al menos de momento, la deseada vuelta del crédito. Los datos del Banco de España correspondientes a febrero muestran una caída del 4,5% en términos interanuales de la financiación a las familias y a las empresas, que lleva cinco años bajo mínimos. Precisamente la necesidad de garantizar la recuperación del crédito, imprescindible para que la economía pueda funcionar, fue uno de los principales argumentos con los que se intentó justificar el rescate bancario, que ya ha costado 100.000 millones de euros de dinero público, según la estimación más reciente del Tribunal de Cuentas.

De las seis grandes entidades, la que experimentó una mayor revalorización en los cuatro primeros meses del año fue el Popular (27%), seguida del Sabadell (23%) y de Caixabank (22%). Bankia subió un 15% y el Santander un 11%, mientras que BBVA vale ahora prácticamente lo mismo que al cierre de 2013 (+1,8%). Respecto a 2011, el Santander ha engordado un 49%, hasta colocar su capitalización bursátil en 82.996 millones; el BBVA, un 38% (52.743); Caixabank, un 49% (23.955); el Popular, un 57% (11.435); el Sabadell, un 59% (9.889), y Bankia, después del fuerte proceso de ajuste al que se ha sometido, un 125% (16.769).

La mayoría de estos bancos han tenido una participación muy activa en la reestructuración del sector y se han hecho cargo de entidades con problemas, en algunos casos previa garantía del Estado de asumir pérdidas inesperadas. BBVA se ha quedado con Unim y parte de Mare Nostrum; el Sabadell, la CAM, y Caixabank, seis cajas pequeñas y el Banco de Valencia. Paralelamente, Santander ha absorbido su segunda marca, Banesto, y el Popular ha hecho lo propio con el Banco Pastor.

La digestión de estos procesos, en general, ha sido rápida, como demuestran los resultados de la banca, que en 2013 volvió a los números negros, después de rematar su proceso de recapitalización. Tras perder 2.825 millones de euros en 2012, los grupos que operan en España ganaron el año pasado 7.274 millones.

En el primer trimestre de 2014, pese a que al conjunto de los ciudadanos no les llega la recuperación, todo apunta a que los datos será aún mejores. Bankia obtuvo 250 millones de euros de beneficios, un 17,4% más que en el mismo periodo de 2013, Sabadell anunció unas ganancias de 81,2 millones, con un alza del 58,8%, y el Santander ganó 1.303 millones, con un aumento del 8%. Este miércoles se han publicado los resultados de BBVA, que ganó 624 millones (un 64% menos por la ausencia de los ingresos extraordinarios), y los del Popular, que tuvo un beneficio de 63 millones (tras realizar provisiones por 385 millones).