Público
Público

Gran Bretaña revisa seguridad de implantes mamarios de PIP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Reino Unido está buscando nuevaevidencia sobre los riesgos que implican los implantes mamariosfabricados por la ya inexistente firma francesa que está en elcentro de un escándalo sanitario mundial, dijo el Gobiernobritánico el fin de semana.

Las autoridades francesas ya aconsejaron a 30.000 mujeres desu país que compraron implantes de Poly Implant Prothese (PIP)que se los extraigan debido a preocupaciones ligadas con unamayor posibilidad de rotura de las prótesis.

Gran Bretaña aún no ha llegado a ese punto y ambos paísesindicaron que no se ha encontrado relación de los implantes conel cáncer. No obstante, el secretario de Salud británico, AndrewLansley, dijo que aparecieron nuevos datos y que el Gobiernovolvería a analizar la evidencia.

"Hemos visto evidencia contradictoria y (...) recibimosinformación de uno de los grandes proveedores privados decirugía plástica que dijo que ahora tenían datos que no habíanrevelado previamente al regulador", indicó Lansley.

"Estoy preocupado e inquieto por la consistencia y calidadde los datos que se han brindado (...) Si hay algunapreocupación de seguridad, actuaremos", añadió.

Lansley pidió al director médico del Servicio Nacional deSalud británico, Bruce Keogh, que dirija la revisión. Keoghinformará los resultados a comienzos de esta semana.

La investigación examinará datos locales y extranjeros ytambién indagará sobre la regulación y seguridad de la cirugíacosmética privada en Gran Bretaña.

PIP, que llegó a ser el tercer productor mundial deimplantes mamarios, entró en bancarrota en el 2010, luego de queuna investigación oficial revelara que algunas de sus prótesistenían una silicona industrial más económica y de menor calidad,sin aprobación de los reguladores sanitarios.

En diciembre del año pasado comenzó una investigación porhomicidio involuntario, después de que una mujer francesa conprótesis de PIP muriera en el 2010 por cáncer. El caso generó untemor de escala mundial, ya que podría afectar a unas 300.000mujeres que se colocaron prótesis de PIP.