Público
Público

El gran lastre del desempleo

 El número de parados de larga duración se ha quintuplicado con la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pasado 21 de julio, el Senado aprobó extender hasta noviembre el subsidio de desempleo para más de 2,5 millones de estadounidenses para los que la prestación expiró en junio. Tras llegar al máximo casi histórico del 10,1% en octubre pasado, el paro alcanza actualmente el 9,5%: más de 14 millones de personas. Lo realmente novedoso es que la mitad, 6,7 millones, lleva sin empleo desde hace más de seis meses, cinco veces más que antes de la crisis. El enquistamiento del paro es nuevo. Los afectados ya tienen un nombre: los '99ers', por llevar más de 99 semanas en paro. Según Washington Post hay millón y medio en esa situación.

La culpa la tiene en parte la crisis de la vivienda. En un país con una gran movilidad geográfica y sectorial, muchos de los que querrían mudarse en busca de empleo no pueden hacerlo porque están altamente hipotecados y no pueden vender sus casas.

Algunos temen que sea un problema estructural. 'Todo indica que esta será una recuperación desigual. Aunque la economía mejore, muchas personas no recuperarán su empleo', dice Jack Elly, de la Universidad de Nueva York. La Casa Blanca se da de cabeza contra las paredes.

El paro es el principal baremo con el que los votantes juzgarán al Gobierno cuando acudan a las urnas el próximo 2 de noviembre. Y ahora parece claro que no se reducirá hasta 2011. El ejecutivo manejaba una previsión bastante más optimista: que por esas fechas no superara el 8%. Nadie tiene una clara explicación. 'No puedo echar la culpa al Gobierno por equivocarse en sus expectativas', decía recientemente Ron Hubbard, rector de la Columbia Business School y ex consejero de George Bush, al calificar el crecimiento del paro de 'misterio'.