Público
Público

La 'gran recesión' sigue viva

Vuelve el debate sobre la recuperación en V, W o L cuando en realidad parece que EEUU no ha superado la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De los 787.000 millones de dólares (más de 617.000 millones de euros) de estímulo fiscal aprobados en Estados Unidos a primeros de 2009 por iniciativa de la Administración Obama, se habrán gastado a finales de este año unos 600.000 millones. Esa y otras iniciativas gubernamentales en el terreno de la vivienda y los automóviles consiguieron que la economía norteamericana experimentara en el último trimestre de 2009 un crecimiento del PIB del 5%, un incremento del 3,7% en los primeros tres meses de 2010 y del 1,6% en el segundo trimestre de este año, según se confirmó el pasado viernes.

Mientras, todo lo más que se ha logrado en materia de empleo, contra los vaticinios del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca en el sentido de preservar o crear entre 3 y 4 millones de puestos de trabajo, es reducir la tasa de paro en medio punto, del 10% al 9,5%.

Hasta los economistas que se aferraban hasta hace unas semanas a la famosa recuperación en V (es decir, un rebote espectacular tras la caída) ya no las tienen todas consigo y admiten que la economía norteamericana experimentará crecimientos mediocres en los próximos trimestres e incluso negativos. Una vez más, vuelve el debate sobre si estamos viviendo una recaída (double dip), un bache (en forma de W) o una larga fase de estancamiento (en forma de L).

En Estados Unidos corresponde a una institución académica, el National Bureau of Economic Research (NBER), establecer cuándo la actividad ha entrado en recesión y cuándo se ha iniciado la expansión. Su último pronunciamiento data del 1 de diciembre de 2008, cuando sentenció que la expansión iniciada en noviembre de 2001 se había agotado después de 73 meses, dando comienzo una recesión justo un año antes, en diciembre de 2007.

El plan de estímulo de Obama sólo ha reducido el paro en medio punto

Y aunque existe entre los economistas consenso en que la recesión habría quedado atrás en el segundo trimestre de 2009, es hoy cuando el NBER, más de un año y medio después de haber dictaminado el comienzo de la recesión, tiene pendiente definirse sobre el final de la misma. Es bastante más tiempo el que se está tomando en esta ocasión que en cualquiera de los ciclos, al menos, desde 1980.

Por algo será, ¿no? Para el NBER, la recesión es 'una significativa declinación de la actividad económica extendida a toda la economía que dura más que algunos meses, normalmente visible en la producción, empleo, ingresos reales, y otros indicadores'. Precisamente por ser una amplia contracción de la economía, no confinada a un solo sector, ni a dos trimestres consecutivos [su definición técnica], el comité que 'sentencia' da prioridad a las dos principales medidas de la actividad: la producción y el empleo.

El hecho de que la recesión conociera varios trimestres de crecimiento positivo, según se ha apuntado, no supone el comienzo de una fase expansiva como tal. Por otra parte, estos rebotes, que ahora van perdiendo fuerza, han sido el resultado de los estímulos gubernamentales.

El economista David Rosenberg recuerda: 'La recesión que duró entre el cuarto trimestre de 1929 y el primer trimestre de 1933 registró no menos de seis trimestres positivos del PIB e incluso un rally [euforia bursátil] del 50% en 1930'.

Por todo esto, el debate sobre si estamos ante una recaída o una nueva recesión es relativamente estéril. Formalmente, la economía norteamericana no ha salido todavía de la recesión iniciada en diciembre de 2007, que es ya la más prolongada y profunda desde la Gran Depresión.