Público
Público

La Gran Vía estará cerrada completamente a la circulación desde las 16 horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los preparativos de algunas actividades de la Noche en Blanco afectarán mañana al tráfico por la Gran Vía y Cibeles desde las ocho horas y obligarán a cerrar completamente a la circulación en la centenaria avenida a partir de las cuatro de la tarde, ha informado hoy el Ayuntamiento de Madrid.

Más tarde, desde las ocho de la tarde hasta las siete de la mañana del domingo, se cortarán algunas de las principales vías del centro y el tráfico quedará interrumpido en las zonas en las que se celebra La Noche en Blanco.

Las calles cortadas entre las 20 horas del sábado y las 7 del domingo son los paseos de la Castellana (con cortes en sentido sur en Doctor Marañón y Emilio Castelar), Recoletos y del Prado, la plaza de la Independencia y las calles de Alcalá (desde su inicio en Sol hasta Príncipe de Vergara), Mayor, San Bernardo (desde Ruiz-Jiménez hacia el sur) y Fuencarral (de Bilbao a Gran Vía).

Para que todos los ciudadanos disfruten mañana de una nueva edición de La Noche en Blanco, el Ayuntamiento ha diseñado un dispositivo de movilidad en el que participan Policía Municipal, el Cuerpo de Bomberos y Samur-Protección Civil, la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y el Servicio de Limpieza tanto viaria como el Selur.

Por encima de todo, el Ayuntamiento aconseja al millón de personas que estima que estarán esa noche en la calle utilizar el transporte público, especialmente los 250 autobuses dispuestos por la EMT con capacidad para trasladar a 150.000 viajeros, ya que el Metro no prolongará su horario.

Sus 250 autobuses atenderán el servicio convencional de búhos, el de metrobúhos y los refuerzos en las líneas N14, L3, NB1 y NB2, y además habrá autobuses de reserva por si es necesario incrementar el servicio.

El uso exclusivamente peatonal de la plaza de Cibeles durante La Noche en Blanco obliga a sustituir las cabeceras habituales de las líneas de su red nocturna convencional.

Alrededor de la puerta de Alcalá estarán las líneas N2, N3, N4, N5, N6, N7 y N8; en Colón las N1, N22, N23 y N24; en Neptuno las líneas N9, N10, N11, N12, N13, N14, N15 y N17 y en la plaza de España las N16, N18, N19, N20 y N21.

Asimismo, desde las 20.30 horas se verán afectadas por los cortes las líneas diurnas 1, 2, 202, 3, 5, 9, 10, 14, 15, 20, 27, 34, 37, 44, 45, 46, 50, 51, 52, 53, 74, 75, 133, 146, 147, 148 y 150.

El Gobierno municipal aconseja también utilizar la M-30 y, con motivo del partido de fútbol que Real Madrid y Osasuna disputarán esa noche en el Santiago Bernabéu recomienda a los asistentes que salgan de la zona en sentido norte.

Los aparcamientos recomendados son los de Felipe II, Reyes Magos, Marqués de Salamanca; Velázquez-Ayala, Velázquez-Jorge Juan, Velázquez-Juan Bravo, Almagro, Colón, Marqués de Urquijo, Montalbán, Olavide y Puerta de Toledo.

Policía Municipal sacará a la calle 250 agentes para garantizar la seguridad y, coordinados con los 62 agentes de Movilidad, regular el tráfico, en un dispositivo en el que ha colaborado la Jefatura Superior de Policía Nacional.

Samur-Protección Civil pondrá en las calles 325 efectivos, tres hospitales de campaña (Ciudad Universitaria, Cibeles y Camoens), 16 ambulancias y tres UVI móviles.

A partir de las 19 horas, el Cuerpo de Bomberos activará su retén en los perímetros de las diferentes zonas de La Noche en Blanco, con dos vehículos que irán desplazándose, según los horarios de las actividades, aunque estarán centrados en las zonas de Gran Vía y Camoens, donde se celebrará el Festival Olé Brasil.

El Centro de Coordinación e Información Móvil (Cicoin), situado en Cibeles, hará un seguimiento de esa noche.