Público
Público

El Gran Wyoming acusa a Aguirre de hacerle "un daño terrible" con el 'caso Tertsch'

El presentador de 'El Intermedio' se desvincula de la agresión y asegura que sólo querían "ridiculizar" a Tertsch, no acusarle de asesino.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una semana después de la agresión al periodista de Telemadrid Hermann Tertsch, el humorista José Miguel Monzón, El Gran Wyoming, se ha visto obligado a desvincularse de lo sucedido en una rueda de prensa tras las críticas recibidas desde la derecha política y mediática.

Wyoming, presentador del programa de humor de LaSexta El Intermedio y columnista de Público, ha respondido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y a medios como la propia Telemadrid, después de que vinculasen una de sus parodias con el ataque a Tertsch.

Wyoming, quien ya se explicó el sábado en Público, ha afirmado tajante que la relación entre su programa y la agresión es inexistente y, se ha sentido especialmente molesto por las palabras de Aguirre. 'Niego el derecho de la presidenta de la Comunidad de Madrid se señalarme como el instigador de los hechos', dijo ante los representantes de numerosos medios de comunicación. A su juicio, desde que Aguirre diera el 'banderazo de salida' con sus declaraciones se le está 'estigmatizando como si fuera un etarra confeso y convicto'. 'Teniendo en cuenta que soy una persona pública que vive de su imagen, el daño que se me hace está haciendo desde las instituciones es realmente terrible, además de sectario', agregó Wyoming, que también criticó a las Nuevas Generaciones del PP por decir, en su concentración ante el hospital donde se recupera Tertsch, que La Sexta se está convirtiendo 'en el principal enemigo de la libertad de expresión' en España.

Tras reconocer que le 'alarmó profundamente' escuchar a Aguirre vincularle a la agresión, ya que como presidenta regional tiene entre otras obligaciones la de protegerle a él como ciudadano aunque no la vaya a votar nunca, Wyoming considera que, aparte de ser 'gratuito', el argumento de Aguirre encierra una contradicción: 'Aguirre hace esa declaración para evitar que personas sean señaladas con el dedo para luego ser agredidas. Curiosamente es lo que hace ella, señalar como responsable a un programa y a un medio de comunicación como responsable de esa agresión', señala.

 'El que se siente víctima soy yo porque no tengo absolutamente nada que ver con esa agresión, se me ha hecho responsable de ella y desde luego se quiere hundir mi carrera profesional y mi prestigio como ciudadano por ese hecho, del que me siento absolutamente ajeno', dijo Wyoming, que añadió en este sentido: 'Siguiendo el esquema mental de Esperanza Aguirre de establecer una relación directa entre señalar con el dedo y agresión, supongo que debe estar muy preocupada por mi integridad física en este momento puesto que me ha hecho responsable de la agresión de Hermann Tertsch, y supongo que sufriría mucho si me ocurriera algo por esto, porque ella se sentiría la culpable directa si fuese una mujer honesta, ya que es ella la que me ha señalado como responsable'.

¿Culpable también de atacar a Berlusconi?

Wyoming aprovechó para desmentir, con su característica ironía, 'la relación del programa con la agresión a Berlusconi'. 'De Berlusconi hemos hecho más de 300 vídeos, de Hermann Tertsch uno; se podría establecer infinitamente mejor una relación con Berlusconi, pero eso no da rentabilidad a determinados medios', dijo.

A su juicio, las declaraciones de Tertsch incluidas en los vídeos de humor, que estaban claramente 'manipulados', se han sacado de contexto. En este sentido, Wyoming explicó que la frase de Tertsch de que mataría a 20 terroristas si pudiera con eso liberar a los españoles secuestrados en Mauritania tiene un sentido diferente según el formato de programa elegido.  'Entre que esta frase la diga Espinete en Barrio Sésamo o Iñaki Gabilondo abriendo el informativo hay un matiz que determinados profesionales de la información no han querido ver interesadamente y con mala fe', sostiene Wyoming, que cree que deducir de los vídeos que se está acusando de asesino a Hermann Tertsch 'es una interpretación perversa'.

'Personalmente no he llamado asesino a Hermann Tertsch en mi vida y ni siquiera en el programa. Estos videos no le acusan de asesinato, le ridiculizan, que es un concepto completamente distinto. No es lo mismo acusar de terrorista a alguien que hacerle una broma', insistió.

Para el presentador, en cualquier caso, existe en España una tendencia a atacar a los artistas de izquierdas cuando se posicionan políticamente que no se da en el otro ámbito ideológico: 'En la época de la guerra de Iraq y tras el 11-M fue terrible, se acusaba a los artistas de proetarras, un disparate tremendo'.

En cualquier caso, Wyoming aseguró ser el 'primer interesado' en que se esclarezcan los hechos, ya que 'mientras que nadie sepa qué ocurrió esto va a pertenecer al terreno de los grandes enigmas como el asesinato de Kennedy, dónde está enterrado Elvis o dónde está congelado Walt Disney'. 'Será un enigma del que yo no voy a escapar jamás y siempre seré el culpable', agregó el presentador de El Intermedio, que rogó a la Policía que se 'esmere' y dé un comunicado oficial sobre por dónde van las investigaciones y hasta qué punto tiene él algo que ver.

Por último, dejó claro que desea la pronta recuperación de Tertsch. 'No tengo absolutamente nada contra esta persona a la que no conozco de nada y no la he visto en mi vida', remachó.