Público
Público

El Gran Wyoming repele con humor los ataques de la derecha

El humorista de LaSexta aprovecha su programa 'El Intermedio' para defenderse de los ataques de la derecha tras el ataque que sufrió Hermann Tertsch

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El humorista José Miguel Monzón, El Gran Wyoming, ha utilizado el recurso del humor para responder —de nuevo— a los políticos y medios de la derecha que le han vinculado con la agresión al periodista de Telemadrid Hermann Tertsch.

Tras acusar esta mañana a la presidenta de Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de hacerle 'un daño terrible' en el caso Tertsch, El Gran Wyoming se ha mostrado mucho más irónico y chistoso en su programa El Intermedio.

En un mano a mano con su compañera Beatriz Montañez, quien ha acusado a los medios ultracoservadores de 'hacer gala de tener muy poca ética periodística', El Gran Wyoming ha fingido haberse entregado a la policía y declararse culpable de la agresión a Terstch: 'Si lo dicen los medios de la derecha...', ha bromeado el humorista.

'Yo me entregué a la policía, pero les dejé claro que estaba con mi pareja cuando se produjo la agresión. Ella estaba haciendo el amor y yo durmiendo', ha ironizado El Gran Wyoming, quien ha continuado: 'Este fin de semana me llaman a declarar por la agresión a Berlusconi'.

Tras la emisión de las declaraciones en las que Aguirre apunta directamente a Wyoming —sin mencionar su nombre— de la agresión al periodista de Telemadrid, el humorista ha fingido sentirse muy ofendido porque la lideresa tachó de 'presuntas bromas' la labor de El Intermedio.

“¡Por favor, que vuelva la Inquisición!”, ha exclamado Wyoming al final de su defensa

'¿Ha llamado a nuestras labor presuntas bromas? Nosotros no hacemos bromas, hacemos humor... sin gracia, pero humor. Y en esto tiene experiencia Aguirre con sus informativos', ha criticado El Gran Wyoming.

El humorista de LaSexta también ha hecho una especial mención al escritor Fernando Sánchez Dragó, quien criticó duramente —en Onda Cero— la manipulación de imágenes, algo que, a su juicio, 'debería estar penado'.

'No es lo mismo manipular que insultar. Yo cuando insulto razono, y un insulto es un legítimo recurso lingüístico cargado de creatividad' , argumentó Dragó.

'Un insulto es un legítimo recurso lingüístico cargado de creatividad'

El Gran Wyoming, de nuevo con un tono ácido, ha instado a la Real Academia de la Lengua a darle dos sillones a Sánchez Dragó tras llamar 'gorrones' y 'gilipollas' a los tres cooperantes catalanes secuestrados por Al Qaeda en Mauritania: 'Deben darle la 'g' minúscula por gorrón y la 'G' mayúscula por Gilipollas', ha afirmado Wyoming, quien ha asegurado que Dragó debe estar encantado con que le insulte, porque es un 'legítimo recurso lingüístico cargado de creatividad'.

'¡Por favor, que vuelva la Inquisición!', ha exclamado El Gran Wyoming al final de su exposición.

El periodista de Telemadrid Hermann Tertsch ha acusado —en Veo7, perteneciente a El Mundo— a la Delegación del Gobierno de 'intentar cerrar la causa inmediatamente'.

'Después he oído toda clase de miserias', ha protestado Terstch, quien cree que 'la infamia viene después, primero es poner el objetivo y después ver si me pasa algo y, si me pasa algo, encima calumniarme e intentar destruirme como persona'.

Terstch, quien en cualquier caso ha desvinculado el ataque al vídeo de 'El Intermedio', ha asegurado que 'a mí me han insultado antes de ese programa y después. Me han llegado a llamar hasta judío nazi', tras lo que ha soltado una pulla contra el humorista de LaSexta: 'La infamia del montaje añade peligro a mi vida y a la de mi familia. O sea, que no llore el señor Wyoming'.