Público
Público

Granados admite que no estaba "cómodo" y que no había "sintonía" con González

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hasta ayer secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, ha admitido hoy que hacía tiempo que no estaba "cómodo" en la organización regional del partido y que no había "sintonía" con su sucesor en el cargo y número dos de Esperanza Aguirre, Ignacio González.

"En el fondo, de alguna manera, la presidenta me ha hecho un favor porque llevaba tiempo en el que no estaba cómodo en este partido, en esta organización regional, y no había tomado la decisión y, a veces es bueno que a uno le empujen a algo que no ha sido capaz de decidir por sí solo", ha manifestado Granados en una entrevista en Onda Cero.

Preguntado si el detonante de su relevo ha sido su mala relación con Ignacio González ha contestado: "no se, no he fomentado ese enfrentamiento, pero para qué nos vamos a engañar, iba a decir que todo Madrid, pero sí al menos todos los periodistas saben que no hay sintonía y creo que no es precisamente por mi culpa porque conmigo es muy difícil llevarse mal, pero eso puede ser una interpretación".

Lo que no quiere pensar Granados es que su salida de la Secretaría General del PP de Madrid tenga que ver con su trabajo a favor de la candidatura de Mariano Rajoy.

En este sentido ha dicho: "yo lo que he hecho desde el primer día es matarme a trabajar, en esta última campaña trabajar como una mula para que Mariano Rajoy sea presidente del Gobierno y, como les dije ayer a mis compañeros, tengo la conciencia muy tranquila, salgo con la cabeza muy alta de haberlo dado todo, de haber dado lo mejor de mi, por el partido. No tengo nada de lo que arrepentirme".

En contra de lo que él mismo dijo ayer y de lo que han repetido otros miembros del PP, Granados no ha ocultado hoy que "básicamente", lo que le dijo Aguirre es que "había perdido la confianza" en él y "que en este momento nuevo que se abría necesitaba en el partido alguien de su absoluta confianza".

Al respecto, Granados dice entender que "en este momento nuevo que se abre" él "no sea la persona indicada" y que Aguirre "necesite alguien de otro perfil" que, "desde luego", no es el suyo "en absoluto".

Por eso, tras señalar que ayer se les hizo pasar a sus compañeros del Comité Ejecutivo del PP de Madrid "por el bochorno de tener que votar una cosa" que supone "que no les hacía mucha gracia", ha asegurado que "la presidenta ha tomado una decisión" y él, "lógicamente", la tiene que "respetar".

Preguntado por el futuro de Aguirre, Francisco Granados ha pronosticado que agotará la legislatura en la Comunidad de Madrid porque "tiene todas las ganas de acabar" pero que después, como "ella tiene muy buen recuerdo de su etapa en el Ayuntamiento", no le "extrañaría que en algún momento acariciase esa idea" de ser alcaldesa de Madrid, que "es una cosa fantástica".