Público
Público

Granados: "No caeré en la trampa de acusar sin pruebas"

El consejero de Aguirre, implicado en una presunta trama de espionaje al PP, prudente con el sistema de grabaciones Sitel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP madrileño rebajó hoy el tono en las críticas conservadoras al sistema de escuchas.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, aseguró hoy que 'los responsables políticos ante los medios' no deben 'acusar sin pruebas' y 'tener mesura en las declaraciones' en alusión a la polémica surgida con el sistema de grabación de comunicaciones Sitel por las críticas lanzadas por varios dirigentes del PP por su supuesta ilegalidad.

'Yo he sido objeto de acusaciones absolutamente injustas. Por tanto, no voy a caer en la misma trampa de acusar de algo de lo que no tengo ningún elemento de que se esté produciendo', aseveró el secretario general del PP de Madrid tras un acto de presentación de los nuevos vehículos de las BESCAM para el sur oeste de la región.

Granados, prudente en el tema, se ha visto implicado en una presunta trama de espionaje a compañeros de su partido.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, acusó ayer al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de mentir 'cuando como ministro portavoz dijo que el GAL no existía y está mintiendo ahora cuando dice que este es un sistema legal'.

El consejero lamentó que 'en este país, además de una crisis económica, haya algo más serio como es la desconfianza de los ciudadanos hacia las instituciones, como el Ministerio del Interior, la Justicia o los partidos políticos'. 'Eso requiere que las instituciones funcionen bien y que los que tenemos la responsabilidad ante los medios no acusemos sin prueba y tengamos mesura en las declaraciones', reseñó.

El consejero aseguró que no duda de que el sistema 'se esté utilizando única y exclusivamente para la persecución del delito'. 'No tengo ningún duda ni ningún elemento que me lleve a pensar que el Ministerio del Interior utilice este sistema para nada que no se el perseguir el delito o los delincuentes'.

Recalcó que 'las personas sometidas a vigilancia telefónica lo están con mandamiento judicial y como consecuencia de las sospechas de que se está cometiendo un delito'. No obstante, precisó que 'otra cosa es si existe vacío legal en cuanto a las garantía de los derechos de los delincuentes'.

'Ese vacío legal habría que cubrirlo mediante la puesta en marcha de una Ley y que se debata en el Parlamento. Creo que es bueno que ese vacío legal se corrija cuanto antes y exista la mayor transparencia en este tipo de cuestiones', reseñó.

Además, Granados instó a Rubalcaba a hacer 'un esfuerzo para realizar una explicación adicional' al Parlamento y a los ciudadanos sobre el sistema, con la finalidad de que muestre que 'lo que dice se corresponde con la realidad'

'Este sistema está dedicado a la persecución del delito, pero esa explicación se debe producir. Sé que se ha hecho, pero se tiene que redoblar el esfuerzo en explicarlo', añadió.