Público
Público

Los grandes bancos españoles evitan la quiebra de la Generalitat

Le han prestado mil millones en apenas dos semanas para pagar a acreedores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Generalitat Valenciana ha podido librarse en las dos últimas semanas en tres ocasiones de dejar de atender sus pagos gracias a la financiación que ha recibido in extremis de las grandes entidades del país, y también en buena medida por el apoyo (que no aval) del Gobierno central, ahora en manos del Partido Popular, el mismo que dirige la comunidad autónoma.

Esta misma semana, ha recibido un crédito de 123 millones de euros de las entidades con más presencia en la región (como Sabadell, La Caixa y el ICO) con el que ha podido hacer frente al vencimiento de la deuda que ya tenía vencida con Deutsche Bank y al que hizo frente una semana tarde.

En la semana anterior a Navidad, estas mismas entidades (más Santander, BBVA y Bankia) se habían unido ya en un pool para salvar a la Generalitat de la quiebra. Entonces, le hicieron un préstamo de 300 millones, que necesitaba para abonar el vencimiento de una emisión de 1.500 millones más intereses realizada un año antes. La Generalitat pretendía hacer frente a esta cuantía con la venta de bonos a particulares por importe de 1.800 millones, pero sólo fue capaz de captar 1.050 millones. El resto del dinero lo consiguió con el crédito de la banca y, sobre todo, con un adelanto de 450 millones de la financiación autonómica que le concedió el Gobierno, aseguran a Público fuentes conocedoras de la situación.

Pocos días después, entre Nochebuena y Nochevieja, Bankia, La Caixa, Sabadell e ICO prestaron otros cerca de 500 millones para pagar nóminas, gastos corrientes y pagar a proveedores.

Pero desde el sector financiero reconocen que estas soluciones sólo sirven para salir del paso. Evitan la suspensión de pagos pero no solucionan el verdadero problema de la región, que son los elevados vencimientos de deuda cuando apenas hay dinero para pagar los gastos corrientes.

Por ejemplo, la Generalitat tiene que hacer este año frente a 1.425 millones en vencimientos de deuda, a los que se suman otros 1.325 millones el próximo año, hasta llegar a un total de 7.594 millones en los próximos ocho años.