Público
Público

Las grandes economías miran a China para combatir la recesión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anna Willard

Las grandes economías del mundo se volvieron el domingo hacia China en busca de ayuda para aliviar la esperada recesión en muchos países, después de que Pekín aprobase un amplio plan de estímulo al consumo en otro giro de los esfuerzos mundiales para impulsar el crecimiento.

Los ministros de Finanzas, presidentes de bancos centrales y otros responsables del Grupo de los 20 se reunieron en Sao Paulo para tratar de encontrar medios para robustecer sus economías, que representan cerca del 90 por ciento de la producción mundial.

tales como proyectos de infraestructura o recortes de impuestos- y posiblemente reducciones de los tipos de interés en algunos países.

"Para los países que puedan, el estímulo es tomar medidas de apoyo", dijo el domingo la ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde.

"El ministro chino dijo que están decididos a apoyar la demanda interna", declaró a los periodistas, refiriéndose a las conversaciones en la capital económica de Brasil entre los países del G-20 y grandes economías emergentes.

El presidente del Banco Mundial y otros altos cargos que asisten a la reunión señalaron a China como un factor importante en los intentos de reactivar el crecimiento económico.

En Europa, los principales estímulos al crecimiento serían mediante un recorte de los tipos, dijo Lagarde, reiterando sus previas declaraciones de que es posible otro pronta reducción por parte del Banco Central Europeo.

GABINETE CHINO APRUEBA FONDOS

En China, el Gobierno aprobó un amplio paquete de estímulos por unos 457.000 millones de euros hasta 2010 para estimular la demanda interna y compensar una caída de las exportaciones, según la prensa oficial.

La agencia noticiosa Xinhua dijo que el dinero será destinado a la construcción de aeropuertos, vías férreas y carreteras en toda China.

El Gabinete chino también anunció un cambio explícito en la política monetaria, que ahora describió como "moderadamente flexible".

El gobernador del banco central de China, Zhou Ziaochuan, dijo el sábado que su país, uno de los pocos motores restantes de la actividad económica global, quería mantener su expansión, que previó en entre el ocho y el nueve por ciento en 2009.

Algunos economistas han pronosticado que la tasa de crecimiento económico de China podría reducirse a menos de un ocho por ciento el próximo año, frente a los dos dígitos anuales en los últimos cinco años.

Los jefes de Finanzas que asisten a las discusiones de Sao Paulo tratan de preparar propuestas para sus líderes, que la próxima semana participarán en Washington en la cumbre de emergencia sobre la crisis financiera global.