Público
Público

Los grandes olvidados de Afganistán

Organizaciones humanitarias exigen a EEUU una mayor protección de los civiles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Diferentes organizaciones humanitarias han alzado la voz para recordar a Barack Obama, quien ha presentado su nueva estrategia militar para Afganistán, que no se olvide de las grandes víctimas de una guerra que dura ya ocho años: los civiles.

Una de esas organizaciones, Human Rights Watch (HRW) , instó al mandatario estadounidense a acabar con la impunidad y retirar a los 'señores de la guerra' afganos. 'Si Estados Unidos quiere que los afganos tengan un gobierno en el que puedan creer, debe haber mecanismos para llevar ante la justicia a los violadores de los derechos humanos', dijo en un comunicado Rachel Reid, una experta en Afganistán de la organización.

Por su parte, la asociación humanitaria Oxfam pidió a Obama que tenga en cuenta los efectos de su nueva estrategia sobre los civiles. 'Con el envío de más tropas, se prevé que el conflicto aumente en los pueblos afganos y sus alrededores. Esto significa que se debe hacer todo lo posible para proteger a los civiles atrapados en el conflicto', dijo en un comunicado Paul O'Brien, vicepresidente de Oxfam America.

HRW explicó en su comunicado que Estados Unidos debía haber prestado atención hace tiempo a la corrupción y al estado de derecho en Afganistán.

Alabó el plan de fortalecer el entrenamiento de las fuerzas policiales y militares afganas, aunque alertó de que el deseo de aumentar el número de efectivos no debería traducirse en una instrucción insuficiente sobre la protección de los derechos humanos.

'Demasiada ayuda está vinculada a objetivos de seguridad'

La organización también manifestó su preocupación por el interés del gobierno de Estados Unidos en el uso de milicias, las cuales 'pueden aumentar la inseguridad y los abusos de los derechos humanos si los reclutas tienen poco entrenamiento, siguen normas vagas de actuación y una línea de mando endeble', a su juicio.

Oxfam, por su parte, pidió que la asistencia económica que Estados Unidos da al país responda a las necesidades de los afganos y no a objetivos militares. 'Un porcentaje desproporcionado de la ayuda ha sido destinado a las provincias del sur, donde operan las fuerzas internacionales. Demasiada ayuda está vinculada a objetivos de seguridad, con la meta de obtener resultados materiales rápidos', se quejó O'Brien.

En su lugar, el vicepresidente de la filial de Oxfam en Estados Unidos instó al Gobierno a adoptar una visión de más largo plazo e invertir en agricultura, infraestructura, educación y salud.