Publicado: 18.02.2014 20:49 |Actualizado: 18.02.2014 20:49

Los grandes tiburones extranjeros se forran con el Ibex 35

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los grandes fondos de inversión y de pensiones extranjeros sacaron el año pasado una buena tajada a la Bolsa española. Sólo los diez fondos más grandes, que copan alrededor del 8% del Ibex 35 en términos de capitalización, ganaron alrededor de 700 millones de euros en 2013 por dividendos. Una parte se lo embolsaron en efectivo y otra parte en acciones, acogiéndose a una posibilidad que cada vez ofertan más empresas cotizadas, sobre todos los bancos.

El valor de las participaciones de esos diez fondos en el selectivo español supera los 36.000 millones de euros (seis billones de las antiguas pesetas), sobre una capitalización total de 485.000 millones en números redondos. El mayor de todos es el estadounidense BlackRock, que tiene intereses en grupos como Santander, BBVA y Telefónica, hasta sumar un total de 10.800 millones de euros. Le sigue el noruego Norges Bank, con 7.600 millones.

Los fondos de inversión y de pensiones se han convertido con el paso del tiempo en el gran motor de los mercados de valores, aunque operan también en renta fija y en el sector inmobiliario. El patrimonio que administran sobrepasa los 40 billones de euros, equivalentes al 75% del PIB mundial, y de los que más de la mitad están en manos de firmas anglosajonas, en particular de EEUU. De los diez con más presencia en España, ocho tienen esa nacionalidad.

Pese a proporcionarles dos millones de euros de media diaria, 2013 no fue el año más boyante de las empresas del Ibex 35 en cuanto a dividendos. De los 26.800 millones de euros pagados en total en 2012 por las compañías que componen el índice, se pasó a unos 22.100 millones, según las últimas estimaciones. Esa caída es pequeña si se compara el dato del año pasado con los 33.100 millones que repartieron las cotizadas en 2009.

Los pronósticos para este ejercicio son mejores, pues se calcula que los dividendos, en todas sus fórmulas, pueden llegar a los 24.000 millones de euros, lo que supone una rentabilidad media cercana al 5%. Este porcentaje es muy superior al esperado para los homólogos del Ibex en Francia (3,15%), Alemania (2,85%) e Italia (2,8%). Y confirma la existencia de un repunte de la situación financiera, que no tiene su reflejo en la mayoría de los ciudadanos.

En estos cálculos no está incluido otro de los grandes protagonistas de la inversión extranjera en España y en otros países: los cada vez más activos fondos soberanos, que dan continuas muestras de su interés mantener posiciones importantes en el sector enérgético. Hoy están instalados en el capital de Repsol, Iberdrola y Cepsa, esta última controlada ya por IPIC, de Abu Dabi.