Público
Público

Las grasas monoinsaturadas aumentan el colesterol "bueno"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Las grasas monoinsaturadas enlos aceites vegetales, los frutos secos y la palta elevaríanlos niveles de colesterol "bueno" cuando se los incorpora enuna dieta para reducir el colesterol LDL o "malo".

Este resultado, obtenido en un estudio sobre 24 adultos concolesterol moderadamente alto, se suma a las evidencias de quelas grasas monoinsaturadas serían un ingrediente importante dela alimentación para cuidar el corazón.

La dieta mediterránea, que es rica en ese tipo de grasasderivadas del aceite de oliva y frutos secos, pero reducida engrasas saturadas de la carne y los lácteos, está asociada conuna reducción del riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca.

Otros ensayos clínicos habían sugerido también que la dietaestilo mediterráneo reduce la posibilidad de desarrollardiabetes y síndrome metabólico, que es un conjunto de factoresde riesgo de la enfermedad cardíaca que incluye lahipertensión, la obesidad abdominal y el colesterol HDL o"bueno" bajo.

En el nuevo estudio, publicado en Canadian MedicalAssociation Journal, los autores evaluaron los efectos deagregar grasa monoinsaturada a una dieta vegetariana rica enfibra, efectiva para reducir el colesterol LDL alto en losadultos.

El equipo del doctor David Jenkins, de la University ofToronto y del Hospital St. Michael, de Ontario, en Canadá,reunió a 24 pacientes con colesterol alto que consumierondurante un mes una dieta reducida en grasas saturadas paradisminuir el colesterol.

Luego, durante otro mes, los participantes ingirieron unadieta vegetariana. Pero, al azar, la mitad reemplazó el 13 porciento de los carbohidratos diarios con grasas monoinsaturadasa través de aceite de girasol y, si querían, palta.

Al mes, ambos grupos lograron una reducción similar delcolesterol LDL (alrededor del 20 por ciento). La disminucióntotal del LDL alcanzada en los dos meses con la dieta parabajar el colesterol más la vegetariana, fue del 35 por cientoen ambos grupos, lo que se compara con los beneficios de losfármacos para reducir el colesterol, llamados estatinas.

De todos modos, en el grupo tratado con la dieta con grasasmonoinsaturadas aumentó un 12 por ciento el colesterol HDL,mientras que en el grupo control no hubo cambios.

En el primer grupo hubo también una reducción de losniveles de la proteína C reactiva, un indicador de inflamaciónde los vasos sanguíneos asociado con el riesgo de desarrollarenfermedad cardíaca.

La combinación de la dieta vegetariana y una dosis de grasamonoinsaturada "logró exactamente lo esperado" en cuanto a losniveles de colesterol, apuntó Jenkins. Eso, agregó, es unabuena noticia para las personas con colesterol alto "quequieren intentar con la dieta antes de tomar medicamentos".

Jenkins admitió que los resultados podrían variar en elmundo real, ya que los participantes tuvieron una dietavegetariana estrictamente controlada y recibieron todos losalimentos. Pero aseguró que esa dieta es fácil de cumplir.

Para eso, sugirió reemplazar algunos carbohidratosrefinados, como el pan blanco y los "snacks", con grasasmonoinsaturadas de frutos secos, palta o aceite de oliva.

Las autoridades de Canadá y la cadena de supermercadosLoblaws financiaron el estudio. Jenkins y algunos coautoresfueron consultores o recibieron subsidios para la investigaciónde distintas empresas farmacéuticas, fabricantes de suplementosalimentarios y la industria alimentaria, como Kellogg, QuakerOats y Almond Board, de California.

FUENTE: Canadian Medical Association Journal, online 1 denoviembre del 2010

DISPLAY CONNECTORS, SL.